La yerba dulce

En los últimos años se ha incrementado el interés por el cultivo de estevia (stevia rebaudiana, yerba dulce o caá-heé), planta nativa de Paraguay que se caracteriza por producir en sus hojas un grupo de sustancias de gran poder edulcorante.

En los últimos años se ha incrementado el interés por el cultivo de estevia (stevia rebaudiana, yerba dulce o caá-heé).

Como esta especie es autoincompatible y produce muy poca semilla viable, es necesario recurrir a diversas formas de multiplicación vegetativa, como la propagación mediante estacas obtenidas de las ramas de una planta “madre”. Cada rama provee una estaca apical y de dos a cuatro estacas subapicales. Mientras que las primeras son de fácil enraizamiento, ocurre lo contrario con las segundas.

El  Inta de Cerro Azul, Misiones,  estudió el efecto de tres reguladores de crecimiento -ácidos indolbutírico (AIB), naftalenacético (ANA) e indolacético (AIA)-, que fueron aplicados sobre ambos tipos de estacas en cuatro dosis cada uno: 500 mg/l, 1.000 mg/l, 2.000 mg/l y 4.000 mg/l.

Se registraron varios parámetros, entre ellos la proporción de enraizamiento y el número y longitud de las raíces. Se comprobó que los tratamientos no tuvieron efecto sobre las estacas apicales.

Sobre las estacas subapicales, los mejores resultados de crecimiento de raíces se lograron con las dosis de 2.000 mg/l de AIB y 1.000 mg/l de ANA. Además, varios tratamientos superaron el 70% de enraizamiento. De esta manera, en condiciones semicontroladas de invernáculo es posible lograr plantas en un plazo de 45 a 50 días.