Los beneficios del kiwi

El kiwi tiene un sabor y forma inconfundibles pero ¿sabemos cuáles son los beneficios que aporta su consumo?. Esta fruta originaria de un valle en China, y característica de Nueva Zelanda, también se produce en Argentina. Específicamente, el 80 por ciento de la producción nacional sale de Mar del Plata, Batán y Sierra de los Padres.

La Argentina exporta kiwi amarillo orgánico a Europa.

El kiwi es una de las frutas más apreciadas por su singular aspecto y su sabor agradable. Al mismo tiempo, es una de las más saludables considerando su aporte en vitamina C, ácido fólico y su acción laxante.

Los kiwis crecen en forma de racimos, pesan aproximadamente entre 50 y 90 gramos, su aroma es suave y su sabor dulce y ligeramente ácido.

En el marco de la campaña “Alimentos saludables”, desde el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) informamos acerca de los principales beneficios de esta llamativa fruta y los controles que realiza nuestro organismo a lo largo de la cadena para garantizar un producto seguro e inocuo.

Los beneficios del kiwi

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) las frutas son componentes importantes de una dieta saludable; y su consumo diario podría ayudar a prevenir enfermedades como las cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer.

El componente mayoritario del kiwi es el agua, posee un alto contenido en vitamina C y ácido fólico. Su aporte calórico es moderado dada su baja cantidad de hidratos de carbono de bajo índice glucémico.

Además, es rico en minerales como magnesio y fibra soluble e insoluble. El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

Esta fruta también posee un alto contenido en potasio, el cual juega un importante rol en el funcionamiento muscular y del corazón; y ayuda a mantener un equilibrio sano de líquidos en el cuerpo.

Nuestros controles

El Senasa aplica normas de calidad y fiscalización de las frutas frescas que consumimos en nuestro país y las que se exportan a mercados internacionales.

Además, visitamos y auditamos a diario los predios que cultivan estas frutas, para prevenir y erradicar plagas que puedan afectarlas, asesorando a los productores locales para alcanzar el mejor nivel de buenas prácticas agrícolas.

También, habilitamos y asesoramos sobre las normas de calidad en los empaques que las procesan e inspeccionamos los mercados mayoristas donde se comercializan las frutas que luego llegarán hasta la mesa de los consumidores.