Mayoría de mujeres en el Senado de México

Las elecciones del pasado 1 de julio en México además de determinar una victoria histórica para el país y para la izquierda latinoamericana significó un avance para las mujeres en la política.

Con el principio de paridad de género presente los resultados arrojan que por primera vez en la historia de México las mujeres serán mayoría en el Senado de la República mientras que en la Cámara de Diputados, quedaron a sólo ocho escaños de diferencia para ser el primer parlamento paritario.

Según los resultados preliminares arrojados del Instituto Nacional Electoral (INE) las mujeres obtendrían 65 curules en el Senado y los hombres 63, en tanto, en la Cámara de Diputados las mujeres tendrían 246 escaños y los hombres, 254.

Años de lucha

La alta presencia femenina en las elecciones 2018 es el resultado del trabajo de legisladoras y defensoras de los derechos político-electorales de las mujeres, que por años abogaron por la representación equitativa en el Congreso de la Unión, demanda que comenzó a concretarse en 1992 con la introducción de las cuotas de género (60-40) y evolucionó en 2014 a la paridad de género, introducida con la reforma constitucional político-electoral que obliga a los partidos a postular 50% de mujeres a candidaturas a diputaciones federales y senadurías.

Por primera vez en el Senado, un espacio ocupado históricamente por varones, la presencia de las mujeres será mayoritaria.

En el periodo de 2000-2006 el Senado fue integrado únicamente por 15% de mujeres (20 mujeres y 108 hombres).

La politóloga de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Alicia Luna Salazar, consideró que las elecciones de 2018 representan una victoria para las mujeres tras años recorridos de trabajo para que se reconocieran sus derechos políticos, pero aseguró que será importante que las legisladoras de este periodo presidan los órganos más importantes del Congreso como las comisiones y junta de conciliación, donde se toman las decisiones.