Meiners: “El sindicalismo burocrático fracasó y hay que dar paso a uno combativo y democrático”

La Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma “tiene que avanzar en un sindicalismo combativo, democrático e independiente de todos los poderes del Estado”, afirmó a AIM el candidato a secretario general en Entre Ríos por la lista Multicolor, Luís Meiners.

El 8 de agosto serán las elecciones de la CTA Autónoma en todo el país. En Entre Ríos dos listas se disputarán la conducción de la organización: el Frente de Trabajadores Entrerrianos y la Multicolor, que encabeza Luís Meiners junto a Marianela Valdez.

En ese marco,  Meiners consideró que la organización necesita “discutir qué modelo sindical se precisa para combatir el ajuste”.  La CTA surgió como una superación dialéctica de la Confederación General del Trabajo de la República Argentina (CGT), ya que buscó romper  el unicato verticalista y subordinación de los trabajadores  a los partidos políticos patronales, pero la ejecución del programa fracasó, por lo que estas elecciones abren las puertas para  “avanzar en un sindicalismo combativo, democrático e independiente de todos los poderes del Estado”.

Precisamente, es la lista Multicolor  – promovida desde Ancla (corriente sindical del Movimiento Socialista de los Trabajadores)- la que encarna un programa clasista que se aleja de los vicios que partieron a la Central –durante el kirchnerismo- , que llegó al Gobierno de Mauricio Macri atomizada, en un escenario que se presenta como distópico para los trabajadores.

“Lamentablemente quienes se agrupan en Germán Abdala no dieron pasos fundamentales en ese sentido por lo que las elecciones del 8 de agosto se presentan como una oportunidad para dar este paso fundamental que permitirá trazar un programa de lucha contra el brutal ajuste que descargan los gobiernos sobre los trabajadores”, remarcó el sociólogo a esta Agencia.

En ese sentido, subrayó que los comicios “se darán en un marco de un fuerte ajuste que lleva adelante el Gobierno nacional, que se profundizará a partir del pacto con el FMI e incluye a los gobernadores de las provincias”.

“Este ajuste es muy importante y hay que tenerlo en cuenta porque, precisamente, los gremios que le dan vida a la Central son en su mayoría los que representan a los trabajadores estatales, quienes más serán ajustados por estas políticas que tienen como objetivo reducir el déficit fiscal, donde el Gobierno de Mauricio Macri descarga el ajuste sobre los trabajadores, particularmente sobre los del Estado, en vez de cobrarle más impuestos a los que más tiene o tasas elevadas a la fortuna, a la especulación financiera, al agro negocio”, dijo Meiners, quien instó a los afiliados a los gremios de base de la Central a apoyar a la lista Multicolor el 8 de agosto.

 

Las elecciones, un signo de un modelo burocrático, anclado en el patriarcado

Por otro lado, Meiners dijo que otro síntoma de la burocracia sindical con una matriz patriarcal fue la decisión de la Junta Electoral de no postergar las elecciones para después del 8 de agosto, día en que también se tratará en el Senado de la República el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

Al respecto, recordó que la Multicolor “solicitó formalmente a nivel nacional que se postergue la fecha de las elecciones, entendíamos que se podía hacer en un acuerdo entre las listas, no había ninguna traba legal, pero la propuesta no prosperó, lo que también demuestra un modelo sindical burocrático, anclado en las estructuras del patriarcado”.

“Por la importancia de lo que estará en juego el 8 de agosto en el Senado nosotros entendíamos que se debía postergar la elección, porque la CTA debe ser un movimiento obrero, combativo, con una central democrática e independiente  y, además, tiene en su seno sindicatos constituidos mayoritariamente por mujeres”, dijo el dirigente, quien  remarcó que la Multicolor tiene paridad de género en su composición y lleva como una de sus banderas la paridad de género sindical.