Misiones: Vida Silvestre protege más de 5100 hectáreas de monte nativo en San Pedro e Irigoyen

Un grupo de 24 propietarios de campos privados aceptaron presentar Planes de Conservación de Bosques Nativos de la Ley de Bosques en el corredor biológico Cruce Caballero – Reserva de Biosfera Yabotí, en conjunto con la Fundación Vida Silvestre Argentina. Esta zona, definida como prioritaria según el Paisaje Óptimo para la Conservación del Yaguareté, es un área clave para el hábitat de la especie.

La Fundación Vida Silvestre Argentina superó la meta trazada. Se había propuesto inicialmente como objetivo alcanzar 3.750 hectáreas de selva bajo protección de la Ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, en el corredor biológico Cruce Caballero – Yabotí, por considerarlo prioritario en el Paisaje Óptimo para la Conservación del Yaguareté, un área clave para asegurar la conectividad del hábitat de la especie.

El objetivo planteado logró mayores resultados. “Hoy, gracias al compromiso de 24 propietarios de campos privados que, aceptaron presentar Planes de Conservación en este corredor biológico, llegando a proteger más de 5.000 hectáreas de selva misionera con foco en los municipios misioneros de San Pedro y Bernardo de Irigoyen. Pese a superar este objetivo, se continúa visitando a propietarios y ofreciendo asesoramiento gratuito para intentar ampliar el campo de acción”, explicaron desde Vida Silvestre a través de un comunicado de prensa.

Para alcanzar las 5.000 hectáreas en planes de conservación, fueron presentados 13 planes, de los cuales nueve ya fueron aprobados y otros cuatro están finalizando trámites administrativos para acceder al subsidio.

A su vez, están próximas a presentar once nuevas carpetas al Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables de Misiones. “El acceso a los Planes de Conservación de Bosque Nativo viene acompañado de una compensación económica por proteger la selva, para lo cual se presentan diversos proyectos de inversión de los fondos”, indicaron.

El asesoramiento que Vida Silvestre está realizando en la zona, también incluye la asistencia a los propietarios en el diseño y presentación de los mismos. El desarrollo de actividades productivas, acceso al agua o energía eléctrica, tareas de reforestación, enriquecimiento y clausura de áreas de monte, fueron algunos de los proyectos que presentaron los propietarios.

Esta actividad se desarrolla en el marco del proyecto “Por más yaguaretés, acciones estratégicas para su conservación en la selva misionera” que cuenta con el apoyo de la Organización Mundial de Conservación (WWF). En el marco de esta iniciativa, Vida Silvestre viene desarrollando acciones en pos de la conservación del yaguareté en Misiones, trabajando en mejorar la disponibilidad de presas -alimento natural de la especie- y reforzar las áreas de conservación de bosques en sitios identificados como claves que se encuentran en tierras privadas.

https://www.noticiasambientales.com