Movimientos sociales denunciaron que “falta comida, techo y trabajo”

Movimientos sociales denunciaron que “falta comida, techo y trabajo”.

En todo el país se realizaron ollas populares para visibilizar la situación de hambre y exclusión que atraviesa el país. En Entre Ríos hubo protestas en Paraná, Concordia, Santa Elena y Gualeguaychú, informó a AIM Silvia García, integrante de la mesa provincial de la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, pasó por Paraná y se reunirá hoy con presidente de todo el Mercosur en Santa Fe.  En ese marco, la jornada nacional impulsada por Los cayetanos – CCC, Barrios de Pie y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep)-  fue para “visibilizar la necesidad de los compañeros  y compañeras que están en los barrios, donde no solamente los azota el frío, sino que  también padecen el abandono del Estado nacional, porque falta comida, techo, vivienda y una política de generación de trabajo genuino”, dijo a esta Agencia García.

Los trabajadores y trabajadoras de la economía popular “son los más afectados por este modelo económico que todos los días deja a más personas sin comida y sin trabajo”, apuntó la dirigente, quien remarcó que “la precarización laboral, la desocupación y el aumento desmedido en los alimentos de la canasta básica hacen que los sectores más humildes sufran una crisis de extrema gravedad”.

El gobierno de Mauricio Macri “no promovió una política para el desarrollo industrial y comercial, realizó un repliegue del Estado y a la par descargó un brutal ajuste sobre los trabajadores. Hoy una garrafa aumentó a 350 pesos y los compañeros no tienen ese dinero y no pueden cocinar sus alimentos, porque se compra la garrafa o se compra para comer, por lo que deben recurrir a comedores o copas de leche”, apuntó.

“Muchos que vivían de changas y tenían el sueldo complementario hoy no les alcanza, por  lo que muchos compañeros volvieron a revolver la basura al volcadero para comer y alimentar a sus familias”, ilustró.

Ante ese escenario, García consideró que es preciso un cambio de rumbo en las políticas económicas y sociales del país.

Además, indicó que las organizaciones insisten con el tratamiento urgente de las leyes de la economía popular ya presentadas en el Congreso Nacional: Prórroga por cuatro años de la Emergencia Social; Emergencia Alimentaria;  Infraestructura Social;  Agricultura Familiar; Emergencia en Adicciones;  Emergencia en Violencia de Género;  Asignación de presupuesto para la ley de Urbanización de Barrios Populares, aprobada por unanimidad en el Congreso Nacional; Inclusión al Consejo del Salario Mínimo Vital.