Mujeres denuncian que hay violencia, abusos y maltrato en la administración pública

El departamento de Género de Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de Entre Ríos develó a AIM un informe que expone que “hay múltiples y diversas formas de violencia, abuso y maltrato en la administración pública”, de Entre Ríos.

El departamento de Género de Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de Entre Ríos develó a AIM  un informe que expone que “hay múltiples y diversas formas de violencia, abuso y maltrato en la administración pública”, de Entre Ríos. Desde el sindicato solicitaron a las autoridades que tomen medidas. Además, impulsan un protocolo para erradicar la violencia de género en los gremios.

Norma Alonso,  integrante del departamento de Género de ATE, explicó a esta Agencia que en el marco de la conmemoración del día de la Mujer Trabajadora, “se decidió  dar a conocer cómo se trabaja desde el gremio desde hace unos años y, en ese marco, difundir que se encontró que hay múltiples y diversas formas de violencia, abuso y maltrato dentro de la administración pública que son muy difíciles y complejas para que salgan a la luz, porque están involucradas compañeras que ponen en riesgo su trabajo y, muchas veces,  son las más vulneradas  porque están precarizadas”. En ese sentido, contó que “hubo casos bisagra como en  el Iafas, donde el Director Obrero (Gabriel Fernando Ramón Abelendo) había denunciado a una compañera trabajadora, porque ella lo denunció por maltrato laboral y la justicia, en este caso, nos dio la razón”.

Otro caso “es el que ocurrió en la Defensoría del Pueblo de Paraná, donde una compañera fue maltratada y vulnerada durante muchos años por el Defensor del Pueblo, Luís Garay”, apuntó la dirigente, quien indicó que “aunque el fiscal desestimó las pruebas por considerarlas ‘incomprobables’, más allá de los numerosos testimonios de sus compañeros de trabajo, nosotras hacemos la  denuncia pública porque mientras la justicia calla nostras nos creemos y cuidamos”.

Además, advirtió que llamativamente también se archivó “la denuncia de acoso  contra Garay, porque el fiscal dice que ‘no tiene elementos serios’ para su comprobación”, y sentenció: “Parece que para la justicia debe haber marcas físicas más que emocionales”. Sin embargo, la secretaría de la Mujer dictaminó que hay huellas y que es coherente la denuncia contra Garay por lo que la Defensoría deberá realizar cursos de violencia, abuso y demás, para erradicar la violencia en ese ámbito, “o sea, el zorro cuida a las gallinas”, advirtió Alonso.

Ante este escenario, se cursaron notas a organismos públicos para que los trabajadores con denuncias por abusos y demás sean apartados de sus cargos, explicó.

Por otro lado, la dirigente sindical señaló que también “hay otras situaciones que se presentan como la precarización laboral con contratos de obra,  ‘pagos ayuda’ o becas, que es una situación de vulnerabilidad, por lo que se reclamó a las autoridades se avance en se sentido”.

“No avalaremos ningún violento”

Por otro lado, las mujeres de ATE impulsan dentro de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) un protocolo de acción para combatir la violencia de género dentro de los sindicatos.

“Así como denunciamos la violencia en el Estado la denunciamos en cualquier ámbito; acá no es una cuestión partidaria, sindical o de creencia, sino que queremos erradicar la violencia, porque merecemos trabajar tranquilas y una vida sin violencia”, aseguró a esta Agencia Nélida Beatriz Fabre, vocal de ATE.

En ese sentido, detalló que el protocolo esta avanzado y se aprobará a nivel nacional y luego en las provincias se llevará adelante con sus particularidades.