Muntes logró un fuerte respaldo en el Congreso de ATE

En el Congreso Anual Ordinario de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) que se realizó hoy en Paraná el secretario general, Oscar Muntes, consiguió un gran apoyo de los afiliados, quienes aprobaron por amplia mayoría la memoria y balance del sindicato. 

Muntes logró un fuerte respaldo en el Congreso de ATE.

En el Congreso se aprobó por amplia mayoría la memoria y balance y, así, Muntes toma fuerza para disputar nuevamente la secretaría general. “Este acompañamiento reafirma la política sindical que llevamos adelante en esta gestión y nos da fuerza de cara a las elecciones que tendremos el 7 de agosto”, dijo el gremialista a esta Agencia.

En ese sentido, explicó que en estos años recuperaron el sindicato de la desmovilización: “En 2015 había 15.602 afiliados y, a la fecha superamos los 18.000 afiliados y sigue creciendo, debido a la militancia de base y la presencia del gremio en las unidades laborales de Entre Ríos, a pesar de los profundos inconvenientes que tenemos para funcionar”.

Además, indicó que promovieron y sostuvieron “espacios fundamentales para la lucha como la formación, grupos de reflexión y la CTAA y la Multisectorial provincial, elementos claves para articular con otros pares en la resistencia al ajuste, que se viene pronunciando desde la llegada de Mauricio Macri al Gobierno”.

“Ellos, vienen por todo. Están dispuestos a desmantelar el Estado y engullirse todos nuestros derechos, convirtiendo en mercancía todo aquello por lo que pugnaron nuestras generaciones pasadas. Nos quieren tristes, peleados y desorganizados, es decir, nos quieren sumisos. Ante este espíritu de época global -que se replica en lo nacional, provincial y municipal- distópico para el movimiento obrero, nosotros no estamos dispuestos a que nos aten con más cadenas adornadas con flores. No permitiremos que bufones del capital y sus cortes de obsecuentes atenten contra el bien común y, menos aún, dejaremos que nos desmiembren como clase y nos arrebaten nuestros derechos conseguidos con sangre, sudor y lágrimas”, remarcó.

En ese marco, apuntó que quedan “muchos debates para seguir creciendo y fortaleciéndonos, pero con la alegría de la lucha y la resistencia y con la fuerza de la unidad de todes les trabajadores, rompiendo las reglas del capital y el patriarcado, desde la lengua hasta las estrategias oscuras y confusas que pretenden cercenar nuestros derechos. Estaremos en la calle, con las zapatillas gastadas, y en cada lugar donde se pueda converger para defendernos”.

“Tenemos el imperativo categórico de seguir construyendo ATE como un sindicato autónomo de la patronal, el gobierno de turno y de los partidos políticos.  Somos un gremio que lucha por defender el Estado para los trabajadores, los derechos de los ciudadanos y, sobre todo, los derechos de los trabajadores públicos, de quienes tenemos el mandato constante y democrático.  Hoy, junto a los jóvenes, tenemos el imperativo categórico de seguir construyendo ATE como un sindicato autónomo de la patronal, el gobierno de turno y de los partidos políticos”, remarcó.

Ante estos desafíos les convocó a seguir construyendo, resistiendo y luchando porque, como decía el compañero Germán Abdala: “Si el Gobierno está de rodillas, ATE está de pie”.