Murió Mario Fendrich, el tesorero que robó más de 3 millones de pesos al Banco Nación

El ex subtesorero del Banco Nación Santa Fe, autor del llamado “Robo del Siglo”, Mario César Fendrich, murió este martes tras sufrir un accidente cerebro vascular (ACV) mientras estaba de vacaciones en Cuba, junto a un amigo.

Fendrich falleció a los 77 años en un sanatorio de la isla donde era atendido desde el fin de semana, cuando sufrió una descompensación, publicó LT10. En las últimas horas habían viajado sus hijos a La Habana para seguir de cerca el estado de salud del ex bancario, que nunca logró salir del cuadro de gravedad con el que había ingresado al centro de salud.

El robo del siglo

Fendrich es el recordado autor del llamado Robo del Siglo, ocurrido el 23 de setiembre de 1994, cuando desapareció de su hogar y de los lugares que frecuentaba y se llevó 3.200.000 de pesos/dólares de la entidad donde trabajaba.

Una vez concretado el robo, cerró la bóveda y programó el mecanismo de apertura para el martes 27, exactamente 84 horas después.

Luego de permanecer prófugo durante tres meses, el 9 de enero de 1995, a las 8.30, Fendrich se presentó en los Tribunales Federales de Santa Fe.

Luego de la prisión

El 12 de noviembre de 1996, la justicia federal local lo condenó a ocho años de prisión por el delito de peculado. La pena la cumplió en la cárcel de Las Flores, donde realizó tareas administrativas y mantuvo una conducta ejemplar. Casi cinco años después, fue beneficiado con la libertad condicional.

Una vez en libertad, Fendrich administró, junto con sus hijos, una fábrica de placas de yeso en Santa Fe y regresó a vivir a la casa que siempre habitó, lo hizo hasta que se jubiló. Nunca quiso decir dónde quedó el dinero que se llevó del Banco Nación.

Guinnes

Además, Fendrich entró en el Libro Guinness de los Récords por ser el autor del mayor robo individual e incruento de la historia.

Después del golpe y de los años de cárcel, Fendrich puso con un amigo una fábrica de artesanías de yeso, luego se dedicó con otro hombre a sembrar frutillas en tres hectáreas cerca de Coronda, pero con el tiempo esa actividad no le resultó beneficiosa y la descartó. Luego trabajó como parrillero en un club barrial.

Posteriormente, decidió atender un local de quinielas y regalería. Fendrich, finalmente, falleció este martes en Cuba, donde pasaba unas vacaciones junto con un amigo.

La historia

Fendrich, subtesorero del Banco Nación sucursal Santa Fe, cometió el robo el 23 de setiembre de 1994 y recién se entregó el 9 de enero de 1995, cuando la ciudad despedía al ex campeón mundial de boxeo, Carlos Monzón, fallecido un día antes en un accidente automovilístico.

El por entonces juez federal Víctor Brusa tuvo conocimiento del robo el martes 27 de septiembre, cuando pudo abrir la bóveda que Fendrich había programado electrónicamente.

“Gallego (por su jefe, el tesorero Juan José Sagardía), me llevé tres millones de pesos y 187 mil dólares de la caja del cajero”, fue la nota que se halló en la bóveda.

En una primera instancia, Fendrich adujo que el dinero le fue quitado por un grupo comando que lo secuestró.

Posteriormente, ante las cámaras del programa Entre Líneas que conducía Tepper, confesó ser el autor del “robo del Siglo” aunque nunca reveló el destino del dinero.

Una broma

En una entrevista, Fendrich reconoció que todo comenzó como “una broma”. “No lo tomé con seriedad, pensé que siempre seguía siendo una broma pero no fue tan así. El día que me dí cuenta era imposible salir, por presiones y aprietes. Finalmente lo tuve que hacer, estaba en un estado de inconsciencia, no pensé en el dolor de mi familia que le iba a acarrear este hecho. Ahora lo veo como un error, no me cabe la menor duda”, confesó el bancario en su lugar de prisión.

El 24 de marzo de 2002, recuperó su libertad definitiva. Fendrich estuvo encarcelado durante cuatro años, 9 meses y 20 días cumpliendo una condena por peculado, y abandonó la cárcel de Las Flores el 29 de octubre de 1999, beneficiado por la figura de libertad condicional.

La increíble historia de Mario Fendrich inspiró una película (“Tesoro mío”, con guión de Daniel Guebel) y dos emisiones de los unitarios televisivos “Sin condena” (Canal 9) y “Botines” (Canal 13).