No a la Ley Monsanto

Ante trascendidos de una posible aprobación en el Congreso de la nueva Ley de Semillas, organizaciones sociales y ambientales se movilizarán hacia el Parlamento este martes, en el marco del tratamiento de la iniciativa en plenario de comisiones. Asimismo, la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) anunció a AIM un feriazo para manifestarse contra la modificación de la norma propuesta por el Gobierno y las semilleras multinacionales como Bayer-Monsanto.

No a la Ley Monsanto

Tal como adelantó AIM, este martes,  se retomará en comisiones de Diputados el tratamiento de la nueva Ley de Semillas.

En ese marco, organizaciones sociales, ambientales, campesinas, y familiares se movilizarán hacia el Parlamento, “con el silencio de los medios de incomunicación y de partidos políticos y a puertas cerradas”, y alertando: “Creemos que esta nueva entrega del gobierno y sus secuaces es alarmante”.

“Con la llegada de Trump y del G20, el gobierno toma esta nueva medida que beneficia a los grandes empresarios y dándole poder absoluto a las corporaciones genocidas. El modelo agroindustrial capitalista basado en monocultivos, venenos y destrucción ambiental sólo traerá más muertes y deterioro de los ecosistemas”, manifestaron a AIM desde la organización de la convocatoria.

En tanto, la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) anunció un feriazo al Congreso de la nación para rechazar la modificación de la Ley de Semillas “propuesta por el Gobierno Nacional, el bloque legislativo de Cambiemos, la Sociedad Rural Argentina y las semilleras multinacionales como Bayer-Monsanto”.

El diputado Atilio Benedetti (UCR-Cambiemos), presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados, convocó para este martes 13 de noviembre a las 16 plenario de comisiones.

En ese marco, el oficialismo buscará un dictamen que modifique la Ley de Semillas “a favor de las multinacionales y contra la agricultura familiar, la salud y la soberanía alimentaria argentina”, advirtieron a AIM desde la UTT.

“Desde hace meses las corporaciones del agronegocio vienen negociando con el Poder Ejecutivo los lineamientos generales para una nueva ley de semillas, que habrá de otorgarles a las semilleras, como Bayer-Monsanto, Syngenta-Chemchina, Corteva (DowDuPont), Basf y otras, la posibilidad de apropiarse de las semillas, como si fueran un invento de ellos, y terminar con el “derecho de uso propio” de los agricultores. Cobrarían regalías cada vez que agricultores y agricultoras utilicen una semilla sujeta a derechos de obtentor. El borrador, inconsulto con las organizaciones campesinas e indígenas, propone una falsa excepción para la Agricultura Familiar, basada en el Renaf, registro que fue desmantelado junto con la secretaría de Agricultura Familiar”, subrayaron desde la Unión.