“No hay nada que creerles”, fustigaron desde Apyme tras los anuncios económicos

Luego de las medidas dadas a conocer hoy por el equipo económico nacional para llevar “alivio” a la población por la crítica situación desencadenada por la inflación y el descalabro en materia productiva, la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) expresó su escepticismo. El titular de la delegación Paraná, Rafael Vicentín, sostuvo a AIM que lo mejor que puede pasara es que “se vayan en octubre y dejen de perjudicar a la mayoría de la población”. 

El paquete de medidas impulsadas por el Gobierno nacional para evitar la sangría de los bolsillos argentinos no cayó nada bien los pequeños y medianos empresarios. Apyme emitió un comunicado donde señala un “oportunismo tardío para que nada cambie”. En tanto en diálogo con esta Agencia, Vicentín de la delegación Paraná expresó que no hay “nada para creerle de todo lo que publican. Y más vale que se vayan, que se vayan en octubre y dejen de perjudicar a la mayoría de la población”, disparó en duras declaraciones. “Lo demás –continuó el dirigente de Apyme– es discurso, jugada para la tribuna, y no veo porqué después de casi cuatro años de destrucción de empleo, de empresas, del mercado interno, hoy se estén dando cuenta los mismo. Así que se vayan en octubre”, reiteró.

En acuerdo con el FMI

En tanto en la proclama de Apyme nacional se agrega: “Lamentablemente, lejos de escuchar los reclamos de los sectores perjudicados por el actual rumbo económico, el Gobierno opta por  ratificar los ‘profundos cambios estructurales’ acordados con el FMI que llevaron a la crisis económica y social que hunde el mercado interno, el sistema productivo y la industria nacional. El mismo FMI ya anticipó  que se espera para este año, y  en particular para el siguiente, mayor recesión y desempleo”.

En cuanto al discurso del ministro Nicolás Dujovne, la Asamblea empesaria apuntó que  comienza la conferencia de prensa “admitiendo que la inflación actual es producto de la devaluación y la suba de tarifas (instrumentadas por el Gobierno). La desmesurada suba de tarifas, combustibles y servicios no se retrotrae, y ahora se asegura que al menos para usuarios residenciales no habrá nuevos aumentos hasta fin de año. Las Pymes no están contempladas en esa benevolencia. Tampoco benefician a las Pymes  los acuerdos de precios en 60 productos básicos con grandes firmas y supermercadistas, que se pautaron ‘al menos’ por seis meses. El ministro Dujovne afirmó que se trata de ‘un pacto de Caballeros’. Esta frase pone de manifiesto la escasa seriedad de este acuerdo y la nula vocación de establecer límites reales a los sectores concentrados formadores de precios”.

Por otro lado, Apyme planteó que los créditos que se prevé para jubilados, pensionados y beneficiarios de AUH a tasas del 50 por ciento “son usurarias” y las “medidas relacionadas con el comercio resultan irrisorias, las Pymes necesitan un mercado interno fuerte y el restablecimiento del crédito productivo”.

“Por estos motivos Apyme advierte que estas medidas resultan irrelevantes y que no mejorarán la situación del mercado interno, las Pymes ni los sectores más vulnerables.  Cuando se llama a ‘poner el hombro’, debería centrarse este pedido en los sectores que siguen maximizando beneficios bajo el actual modelo,  como  empresas energéticas y mineras, el complejo agroexportador y el sector financiero especulativo.