Ola de calor en Tierra del Fuego: La temperatura llegó a los 30°

El gobierno de la provincia más austral del país, Tierra del Fuego, restringió la actividad pública por una ola de calor que azota a la provincia y que ayer por la tarde alcanzó valores récords de temperatura, con 30,8 grados en la ciudad de Río Grande y 28 grados en Ushuaia.

Los picos registrados superan en 20 grados los promedios usuales de temperatura del verano austral, que suele oscilar entre los 6 y 18 grados, con una media de 10 grados.

El calor hizo que cientos de fueguinos y turistas se volcaran masivamente a lugares de esparcimiento al aire libre, para tomar sol o bañarse en aguas del Canal de Beagle, algo muy inusual.

Ante esta inusual ola de calor, la gobernadora fueguina, Rosaba Bertone, instruyó “a las dependencias de la administración pública centralizada y descentralizada para que arbitren las medidas necesarias a fin de establecer un régimen de guardias mínimas rotativas”.

La decisión se dio por una cuestión edilicia en la que, según el comunicado oficial, las dependencias fueguinas están preparadas “para calefaccionarse y no para enfriarse” y esto no permite templar los ambientes y adaptarlos al inusual clima caluroso.

Sin embargo, voceros del gobierno aseguraron que “no se trata de un asueto” ya que la planta política continuará con sus actividades normalmente y las guardias permitirán “garantizar los servicios mínimos sin afectar el normal desenvolvimiento de la actividad estatal”.

La restricción tampoco afecta a las entidades públicas financieras ni las actividades de colonias de verano que dependen del gobierno provincial. Además, el municipio de Ushuaia informó que no adherirá a la disposición del gobierno, por lo que la actividad será normal en ese ámbito.

Agencia Télam