Paraná: Luminarias Led cubrirán casi el 50 por ciento del alumbrado público

A partir del próximo mes se estima que llegarán los envíos de artefactos LED adquiridos por el gobierno municipal para reemplazar 10.000 lámparas de sodio. El plan se enmarca en la política de recambio tecnológico para dotar de mayor potencia al sistema lumínico público y generar un importante ahorro de costos, que se había iniciado el año pasado con la incorporación de las primeras 5.000.

La nueva tecnología LED ha modificado notoriamente la calidad del servicio del alumbrado público, en las principales avenidas de la ciudad, espacios públicos y varios barrios de la ciudad. El plan de mejoras está incluido en un convenio que el gobierno municipal rubricó con la empresa Enersa, y que demanda una inversión del orden de los 200 millones de pesos.

El director de Alumbrado Público de la municipalidad de Paraná Pablo Acosta explicó que la primera etapa de la renovación del sistema lumínico urbano abarcó el reemplazo de 5.000 lámparas de sodio por artefactos LED, incorporados en corredores viales troncales como avenidas Almafuerte, Ramírez, Pronunciamiento, De las Américas, Costanera-Laurencena, Estrada; arterias del barrio San Agustín como General Galán, Casiano Calderón, Ituzaingó, José María Paz; y barrios enteros como 101 Viviendas, Paraná XIII, XIV y XVI, Vairetti, Aatra, El Sol, Paraná XX, Jardines del Sur, José Hernández; diversos loteos, vecinales como 141 Viviendas y Brisas del Este, una veintena de plazas y paseos públicos, entre otros sectores.

En tanto en el caso céntrico se colocaron en calles Gualeguaychú, Enrique Carbó, Paraguay, Alem-Perú, 25 de Mayo y Echagüe, parte calle General Urquiza, España, Catamarca, Diamante, entre otras.

Los trabajos se extendieron a lo largo de poco más de seis meses, con distintas cuadrillas y frentes de obras simultáneos en ejecución en la ciudad.

Con la llegada de 10.000 nuevas lámparas, la dirección de Alumbrado Público – dependiente del Centro Integrador de Servicios Ciudadanos- pretende cubrir todo el casco céntrico, donde aún quedan pendientes unas 3.000 a 3.500 lámparas para ser sustituidas por el nuevo sistema. Y además se proseguirá con el recambio en más barrios.

Con el desarrollo de esta segunda etapa, y otras ya incorporadas previamente a este programa, se alcanzará la renovación de aproximadamente la mitad del alumbrado público de la ciudad, cuyo universo total está compuesto por más de 30.000 luminarias.

Vale recordar que los artefactos LED ofrecen una mayor potencia lumínica y un ahorro de consumo entre 40 por ciento y 60 por ciento, por lo que la inversión que lleva adelante en la mejora de la calidad del servicio, con el transcurso del tiempo se va recuperando rápidamente.