Pequeños y medianos empresarios reclamaron medidas de emergencia al Gobierno nacional

Los dirigentes de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) se reunieron con el secretario de Emprendedores y Pymes de la Nación, Mariano Mayer, a quien le plantearon las necesidades de las pymes, que en los últimos meses fueron duramente golpeadas por la crisis del mercado interno, aumentos de tarifas e insumos, el ahogo fiscal, y la imposibilidad de acceso al crédito.

El secretario de Emprendedores y Pymes de la Nación, Mariano Mayer, con los integrantes de Apyme.

Durante el encuentro con Mayer, Apyme expresó que la prioridad es “salvar a las empresas existentes y preservar las fuentes de trabajo”. En este sentido, se presentó un documento con ejes para afrontar la emergencia, que el secretario Meyer se comprometió a considerar estableciendo mesas de trabajo dedicadas a los distintos temas tributarios, crediticios, tarifarios, comerciales y productivos.

“Por ahora, no hay otra cosa que agregar al margen de lo que se expresa en este documento, en el marco del cual, el funcionario quedó en respondernos. Vamos a esperar a ver qué nos contesta”, comunicó Bachetti a AIM. “Esta noche tenemos una reunión en Buenos Aires, a partir de la cual vamos a sacar un comunicado a nivel regional”, agregó

El documento

El documento emitido por Apyme, al que pudo acceder AIM, criticó con dureza al Gobierno nacional, ya que según sus propios indicadores oficiales “la actual política económica produjo una fuerte caída de la actividad económica que se prolongará durante 2019 según lo prevé explícitamente el actual presupuesto elevado por el Poder Ejecutivo, y en pleno tratamiento en el Senado de la Nación”.

Según se expresó desde la entidad, para la población, la aprobación del Presupuesto 2019 “implica en lo inmediato más pobreza y mayor desempleo”, mientras que para las Pymes, “significa una constante pérdida de rentabilidad por el sustancial deterioro de la demanda del mercado interno, principal sustento de las empresas de nuestro sector”.

“Sin olvidarnos de sumar en ese juego de pinzas el efecto producido por los aumentos desmesurados de costos que derivan de los fuertes incrementos tarifarios y alzas de insumos a precios dolarizados”, agregaron desde la entidad.

En este sentido, destacaron el cierre de más de 7.000 pymes en los últimos meses: “La actividad industrial lleva meses de caída consecutiva según todas las mediciones. También se ve fuertemente afectada la Construcción, que hasta el año pasado fue uno de los pocos sectores dinámicos. A causa de la ruptura de la cadena de pagos y la escalada de las tasas de interés, en el primer semestre se incrementó 8 por ciento interanual la presentación de concursos y quiebras, en particular de las Pymes, la industria y las empresas dedicadas al consumo interno”.

En este punto, desde la asamblea sostuvieron que las pymes “sintieron en carne propia la ruptura en la cadena de pagos y debieron endeudarse para cubrir el faltante de su caja diaria”. Así, el nivel de endeudamiento en un pequeño negocio o empresa, “se genera por la pérdida de capital de trabajo en razón de las grandes caídas en los niveles de rentabilidad que lleva a la pyme, a sobrevivir a costa de ahorros puestos a resguardo en épocas más florecientes, siempre con la idea de acudir a esas reservas cuando baja el nivel de actividad, a fin de preservar la fuente de trabajo”, concluyó Apyme.