Por la bajante del Río Paraná se develó el mito de una isla que se tragó un barco

La bajante que experimentó el río Paraná en los últimos días permitió a integrantes del equipo del Museo Paleontológico de San Pedro lograr imágenes de un buque que naufragó hace 85 años y que fue “tragado” por una isla, verificando un mito de pescadores y navegantes que habían bautizado la zona como “la isla del barco a pique”, informaron integrantes de ese Museo.

Fue en 1934 cuando el barco “elgar” quedó varado en una isla frente a la ciudad de san pedro, en buenos aires.

El 25 de noviembre de 1934 cuando pasaba con su carga frente a la ciudad bonaerense de San Pedro, el “Elgar” quedó varado en un banco de limo en lo que ahora es la Isla del Medio, una porción de tierra triangular ubicada en el medio del río, y que en esa época aún no había terminado de formarse.

José Luis Aguilar, Javier y Lucas Saucedo, David Tettamanti, Fernando Chiodini y Cristian Aguirre, desembarcaron en la isla y utilizaron un drone para sobrevolar lentamente el lugar y tratar de ubicar el naufragio.

Gracias a ese drone se pudieron sortear los 1.200 metros de pantano que hoy rodean los restos de la embarcación.

“La gran bajante que experimentó el Paraná permitió captar las que, posiblemente, sean las últimas imágenes del “Elgar” ya que, literalmente, ha sido “tragado” por la isla, dijo Aguilar

Y añadió que “lo único que aflora en el barro de la laguna donde se encuentra es el mecanismo para levar el ancla. El drone alcanzó a filmar una serie de engranajes y cabirones que formaban parte del cabrestante que el buque utilizaba para levantar el ancla” y por las piezas que quedaron en la superficie

Y por las piezas que quedaron en la superficie “se puede ver que el barco quedó levemente escorado hacia estribor”, aseguró el investigador.

Desde su naufragio el “Elgar” pasó a ser un punto de referencia para pescadores y navegantes y muchos la conocían la zona como como la “Isla del barco a pique”, aunque nunca tenían datos del naufragio.

“Casi nada se sabe de aquel buque y en la Prefectura local solo se encontraron algunas cartas náuticas donde aparece una fugaz referencia al naufragio”, indicaron desde el Museo..

No obstante algunos sampedrinos que frecuentaban el río por aquella época llegaron a reutilizar algunos elementos del naufragio abandonado; sobre todo metales varios y hierros y hasta alguno “recuerda haber estado pescando, de muy joven, sobre la cubierta del buque abandonado”, destacó Aguilar.

Voceros del Grupo Conservacionista de San Pedro destacaron que “hoy, el lugar donde yace el casco del “Elgar” es un pantano de poca profundidad que se formó a medida que la isla original se unía con el banco de limo donde se encalló el buque”.

Y agregaron que “las dos fracciones de tierra se fueron fusionando hasta conformar una isla con el doble del tamaño que poseía originalmente. En su interior quedó atrapada esta nave de acero olvidada en medio del Paraná. Por fortuna, se pudieron documentar las últimas imágenes del naufragio antes que la isla lo termine de tragar para siempre.”

https://www.noticiasambientales.com