Presupuesto 2019: Cambiemos va por la media sanción en Diputados

Cambiemos buscará aprobar este miércoles en sesión el proyecto de ley de presupuesto 2019 en el recinto de Diputados. Con el dictamen de Bienes Personales, el revalúo de Ganancias y la adenda fiscal, el oficialismo se aseguró varios puntos a favor a la hora de la votación. De todos modos, siguen las diferencias con la oposición, lo que haría tambalear la aprobación de la iniciativa en comisión este martes, supo AIM. Conflictivo y a cuentagotas será el avance de la Ley de Leyes durante esta semana.  El objetivo: que se sancione antes del encuentro del G20.

Cámara de Diputados.

Según pudo saber AIM, el objetivo es tener convertido en ley el Presupuesto 2019 antes de la reunión del G20, y con ese fin se resolvió que el debate se realice en la Cámara baja este miércoles 24 de octubre. Pero que si no es así, la discusión no pase del miércoles 31. En ese caso, el Senado debería aprobarlo en 15 días.

Teniendo en cuenta que el interbloque Argentina Federal del Senado tuvo contacto con sus pares de Diputados durante todo el debate del proyecto en comisión, no habría problemas en acompañar el proyecto oficial.

La intención del oficialismo es firmar dictamen favorable el martes con apoyo de buena parte del interbloque Argentina Federal, y llevar el debate al recinto al día siguiente, tal como indicaba el plan original.

Todo parece ir sin sobresaltos y la clave para el avance del proyecto está en elevar el mínimo no imponible del impuesto a los Bienes Personales, lo que permitirá aumentar la recaudación hasta alcanzar un total de 35 mil millones de pesos.

Además de la compensación adicional a municipios por el traspaso del transporte, el oficialismo no descarta destinar ese fondo a subsanar el ajuste en el Inta y en el área de ciencia y tecnología.

La idea es echar mano a la porción del impuesto que le pertenece a la Nación -ronda el 40 por ciento- para dar respuesta a distintos reclamos en torno al Presupuesto. Son “entre 10 y 11 mil millones de pesos” que, según estiman en Cambiemos, podrían utilizarse para costear distintos pedidos del justicialismo por la vía de un acuerdo político.

Paso previo

El apuro del Gobierno por darle media sanción al Presupuesto como señal al Fondo Monetario Internacional (FMI), antes que el directorio del organismo financiero apruebe la renegociación con la Argentina, había sufrido algún traspié.

Cabe recordar que al cierre de la Asamblea Anual del FMI y pese a la llegada a la Argentina de un nuevo auditor del organismo, la Jefatura de Gabinete y el ministro de Hacienda, autorizaron nuevas partidas que, de ejecutarse, elevarán el déficit fiscal previsto en unos $11.000 millones.