Productores analizan pedir la emergencia agropecuaria en algunas zonas de Entre Ríos

Villa Paranacito, una de las zonas más afectadas por la crecida del río y las intensas lluvias. // AIM

La semana próxima los productores nucleados en el tercer distrito de Federación Agraria Argentina (FAA) se reunirán en Villaguay para analizar las consecuencias de las contingencias climáticas. “Se realizará un diagnóstico de la situación productiva luego de las intensas lluvias y se podría definir un pedido de emergencia agropecuaria para algunas zonas de la provincia”, adelantó a AIM el vicepresidente nacional de la entidad, Elvio Guía.

El viernes de la semana que viene se reunirán los delegados de la FAA en el centro de la provincia. En el encuentro se abordará “el balance de las cosechas, el  impacto de las lluvias, la situación de los caminos y la cuestión impositiva”, indicó a esta Agencia Guía.

En ese sentido, precisó que “en el centro-norte de la provincia e Islas se podría pedir la declaración de las emergencia productiva, porque se perdió mucha soja de segunda, y en el sur también para el arroz y la citricultura”.

Los caminos de la producción están destruidos.

Además, apuntó que también es necesaria la emergencia vial en toda la cartografía provincial: “Hay que prepararse para cuando terminen estos eventos, para ver cómo viene la red vial en Entre Ríos, ya que preocupa muchísimo la situación de los caminos de la producción, que desde hace muchísimo tiempo están abandonados y cada vez se deterioran más y si una provincia quiere crecer debe tener las condiciones de posibilidad para que se despliegue su mayor potencial y como está la red vial es imposible, por lo que el gobierno debe reconstruirlos urgentemente”.

Otro aspecto que se considerará es la negociación que lleva adelante la Mesa de Enlace con el gobierno entrerriano sobre la sobre el Impuesto Inmobiliario Rural (IIR). Los productores pidieron que se utilice el sistema de valuación establecido en la Ley de Valuaciones Fiscales, es decir, que se tomen cinco años promedio en todo, sobre todo en la zona III, que luego se interrelaciona con el resto de las zonas.