Profesionales de la Salud, en estado de alerta tras el resultado de las Paso

Especial AIM. Los números de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso) no se condijeron con las encuestas previas, sorprendieron al Gobierno y lo colocaron en una situación extremadamente compleja de cara a los próximos meses. Al día siguiente de las elecciones, asistimos a una debacle económica que, en pocos días, devaluó brutalmente el poder adquisitivo de los trabajadores. En la provincia de Buenos Aires aún no se ha hecho un solo anuncio que vaya en el sentido de intentar brindar algún alivio a la población. Sin dudas, se requiere una nueva discusión paritaria para los estatales en general y los profesionales de la Salud en particular, porque el escenario con el cual el gremio cerró los acuerdos hace menos de un mes se modificó brusca y profundamente.

Profesionales de la Salud, en estado de alerta tras el resultado de las Paso

El documento de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (Cicop), al que tuvo acceso AIM, indica que al día siguiente de las elecciones, “asistimos a una debacle económica que, en pocos días, devaluó brutalmente el poder adquisitivo de los trabajadores, profundizando aún más la vulnerabilidad socioeconómica de grandes sectores de la población y generando angustia, ante una dirigencia política golpeada y carente de respuestas”.

Finalmente, “el día jueves, se anunciaron a nivel nacional unas pocas medidas con fines electoralistas, que no sólo son de escaso impacto sobre la vida cotidiana, sino que además van en sentido contrario de lo que se impulsó durante estos cuatro años, lo que genera escasa credibilidad en sus efectos reales y en el propio elenco gobernante”.

En la provincia de Buenos Aires, la derrota de la gobernadora María Eugenia Vidal fue aún más contundente. “El ajuste sobre las políticas públicas padecido durante estos años, el desprecio por las organizaciones de los trabajadores, el incremento de la pobreza y la indigencia, así como un grado de desigualdad que continúa profundizándose, llevó a gran parte de la población bonaerense a no avalar con su voto una gestión que tuvo un enorme nivel de blindaje mediático, pero cuyas falencias quedaron finalmente expuestas con dolorosa claridad”, aclararon los profesionales de la Salud a este Medio.

Los resultados obtenidos deben ser ratificados en las elecciones que tienen fecha para finales de octubre. El tiempo por delante, ante este panorama de enorme volatilidad, requiere que se tomen medidas de modo urgente. En la provincia de Buenos Aires aún no se ha hecho un solo anuncio que vaya en el sentido de intentar brindar algún alivio a la población. Sin dudas, se requiere una nueva discusión paritaria para los trabajadores estatales en general y los profesionales de la Salud en particular, porque el escenario con el cual Cicop cerró los acuerdos hace menos de un mes se ha modificado brusca y profundamente.

Por otro lado, quedan por cumplirse los acuerdos extrasalariales, entre ellos la definitiva puesta en marcha del nuevo Reglamento de Residentes, así como la interinización de todos los becarios que aún quedan en el sistema, las resoluciones de concursos de ingresos y funciones, además de otros expedientes con diferentes reclamos aún no resueltos, cuestiones que son parte del acuerdo paritario.

Falta también avanzar con la aplicación adecuada del Decreto de Desgaste Laboral, haciendo valer el 16 por ciento que venimos aportando, situación que deberá ser abordada en la Mesa Técnica pactada para mediados de setiembre. Entre tanto, avanzamos requiriendo información al Instituto de Previsión Social (IPS) vía carta documento y está en curso un emplazamiento al mismo organismo, por la vía judicial.

“Estamos también verificando que, ante la devaluación en curso, no se vea afectada la provisión de insumos y medicación en hospitales y centros de salud, para que podamos desarrollar nuestra tarea sin sobresaltos y esté garantizado el derecho de la población a la que asistimos. Instamos a las seccionales a verificar el cuadro de situación al respecto, así podremos realizar las demandas correspondientes”, indicaron desde Cicop.

Con todos estos reclamos, “nos declaramos en estado de alerta, exigiendo respuestas urgentes que pongan en marcha recursos de emergencia a fin de evitar mayores perjuicios y padecimientos. El sistema de Salud, notablemente afectado por las políticas oficiales llevadas a cabo hasta aquí, requiere de la máxima atención en tanto tendrá la responsabilidad de brindar los cuidados sanitarios necesarios ante esta grave coyuntura”, ratificaron los profesionales, quienes no descartan medidas de fuerza.