Qué tuiteó Cristina tras la condena de Julio De Vido

Muy pocas veces la ex presidente Cristina Kirchner se refirió públicamente a la Tragedia de Once. La última vez, en una entrevista previa a las elecciones legislativas de 2017, culpó al motorman Marcos Córdoba por el incidente que dejó 52 víctimas fatales.

Este miércoles, apenas 20 minutos después de que la Justicia condenara a Julio De Vido a cinco años y ocho meses de cárcel por el hecho, la actual senadora utilizó su cuenta de Twitter para cuestionar al Gobierno por la polémica por el pago retroactivo a las empresas productoras de gas. Pero, una vez más, evitó hacer referencia sobre el fallo contra quien fuera su ministro de Planificación Federal.

“Acabo de leer la noticia acerca de que el Estado se haría cargo de una parte de la rentabilidad de las empresas en materia de tarifas de gas, por el impacto que tuvieron en sus balances por la devaluación. De Guatemala a Guatepeor”, comenzó Cristina. Su primer tuit fue a las 15:04, 25 minutos después del inicio de la lectura del fallo.

“Ahora van a destinar recursos públicos, o sea impuestos que pagamos todos y todas, para que las millonarias cifras de ganancias en dólares que las empresas lograron por los tarifazos, no disminuyan por la devaluación”, apuntó la senadora en relación de la decisión del Gobierno de frenar el cobro retroactivo a los usuarios y hacerse cargo del 50 por ciento del costo por la devaluación que sufrieron las empresas productoras de gas.

Acabo de leer la noticia acerca de que el Estado se haría cargo de una parte de la rentabilidad de las empresas en materia de tarifas de gas, por el impacto que tuvieron en sus balances por la devaluación. De guatemala a guatepeor.

“En criollo: al ciudadano o ciudadana común que sufrió el impacto de la devaluación en su salario, en el supermercado, en la prepaga, en el colegio de sus hijos, en el transporte, en los medicamentos… A esos nadie les cubre nada y les sigue aumentando todo. No sólo a los ciudadanos y ciudadanas de a pie, también a las pymes e incluso a las grandes empresas que no tuvieron la “visión” de “invertir” en servicios públicos o en producción de petróleo y gas”, continuó la ex mandataria.

En criollo: al ciudadano o ciudadana común que sufrió el impacto de la devaluación en su salario, en el supermercado, en la prepaga, en el colegio de sus hijos, en el transporte, en los medicamentos… A esos nadie les cubre nada y les sigue aumentando todo.

Y concluyó: “Este ya ni siquiera es un Gobierno de ricos para ricos, sino de algunos ricos para ellos mismos y para sus amigos. Espero que lo publicado sólo sea un error de información y que las empresas productoras y distribuidoras de gas absorban la devaluación como lo ha hecho el resto de los argentinos y argentinas de a pie, los comerciantes y los empresarios”.

Clarín.-