Recomendaciones para evitar la triquinosis

Si bien actualmente no se conoce brote de triquinosis en Argentina, siempre es necesario tener en cuenta algunas recomendaciones útiles para prevenirla. Según pudo registrar AIM se tiene que evitar “ingerir carne cruda, chacinados, embutidos o salazones sin el control sanitario adecuado”.

Como es habitual, las recomendaciones son dirigidas a los productores y a los consumidores con el objetivo de enseñar para prevenir la enfermedad.

¿Cómo se transmite?

Las personas se contagian consumiendo carne de cerdo, chacinados o embutidos mal cocidos, en especial si son de elaboración casera.

En el caso de los cerdos éstos contraen la enfermedad al ser alimentados en basurales, con desperdicios o restos de alimentos, dónde habitan roedores.

¿Cuáles son sus síntomas?

Las personas pueden presentar: fiebre, dolores musculares, diarrea, vómitos, hinchazón de párpados y picazón.

Cuanto más temprano se detecte, más rápida y efectiva es la cura.

¿Cómo se trata?

Los medicamentos se pueden usar para tratar infección reciente. No hay un tratamiento específico para la triquinosis una vez que las larvas invaden los músculos. Los quistes siguen siendo viables durante años. Los analgésicos pueden ayudar a aliviar el dolor muscular.

¿Cómo se puede prevenir?

Para evitar contraer triquinosis es importante:

Consumir carne de cerdo y derivados frescos y bien cocidos (es decir, cocinándolos hasta que desaparezca el color rosado). Tener en cuenta que salar o ahumar la carne no es suficiente para matar al parásito.

Adquirir los productos derivados, chacinados y embutidos (como jamón, panceta, longaniza, chorizos) solamente en comercios habilitados, verificando en la etiqueta que hayan sido elaborados por empresas autorizadas. La venta callejera de estos alimentos está prohibida.

En zonas rurales y criaderos:

Respetar las normas establecidas por los servicios veterinarios para la cría de cerdos.

Alimentarlos adecuadamente, evitando que ingieran basura y restos de alimentos de restaurantes o comercios urbanos.

Evitar la proliferación de ratas en los criaderos.

Al realizar la faena de un animal (cerdo o jabalí), incluso si se realiza de manera doméstica, es importante consultar al veterinario y pedir el análisis de una muestra de entraña de cada res a fin de confirmar la ausencia del parásito que provoca la triquinosis.

Si se encuentra el parásito en un animal, es necesario eliminar la res completa.

Qué es la triquinosis

La triquinosis es una enfermedad producida por un parásito conocido como Trichinella spiralis. Es una zoonosis asociada, principalmente, al consumo de carne de cerdo o de jabalí cruda o mal cocida.

Los cerdos pueden contraer la enfermedad cuando son criados en malas condiciones de higiene, con roedores y alimentados con basura o restos de alimentos no adecuados. Los cerdos parasitados no tienen síntomas y tampoco se alteran las características de su carne.

No existen vacunas ni tratamientos para realizar en el animal vivo, por lo tanto las medidas de prevención consisten en el cuidado de la higiene durante la crianza y, fundamentalmente, en el control de la carne previo al consumo.