Recuperadores de residuos impulsan una mesa para discutir el tratamiento de la basura urbana

En coordinación con la Asamblea Ciudadana Vecinalista de Paraná, el Movimiento Trabajadores Excluidos (MTE) se encuentra abocado a la construcción de un espacio que pueda abordar y debatir la política de residuos sólidos en la ciudad. “Creemos que tienen que estar todos los actores involucrados y quienes se sienta interpelados e interpeladas por la misma. Creemos en una política pública integrada y con inclusión”, sostuvo a AIM Evelina Kooster del MTE.

A partir del avance de una nueva cooperativa de trabajo en barrios San Martín y 98 viviendas de Paraná que agrupa a cartoneros y recuperadores de residuos, el Movimiento Trabajadores Excluidos comenzó una serie de rondas de reuniones con el objetivo de diseñar un proyecto para implementar un sistema de tratamiento de residuos sólidos urbanos “inclusivo”. El concepto apunta a que “no hay basura cero sin la participación de las y los recicladores”, señaló Kooster a esta Agencia, quien participa por el MTE y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep) Paraná. La idea a la cual ahora se sumó la Asamblea Ciudadana Vecinalista de Paraná es poder sentar en una misma mesa a los actores involucrados en la problemática, principalmente autoridades estatales, empresas, gremios, vecinales y vecinos.

La referente social contó también que el grupo pertenece a la Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recilcladores, un movimiento que en todo el país está trabajando para llevar esta propuesta de participación en un sistema de gestión de residuos. “Proponemos un plan integral que se han dado en otros lugares del país pensando una política de reciclado con inclusión. Si bien la ordenanza y normativas provinciales contienen este aspecto importante, entendemos que todavía no se ha materializado. Y esto se da con un sistema donde las compañeras y compañeros cartoneros estén adentro. La premisa ‘basura cero’ no puede ser posible sin las compañeras y los compañeros dentro”.

Para precisar los términos, la actividad planteó que esta inclusión se plantea a partir de que los recuperadores sean reconocidos “como trabajadores que brindan un servicio a la comunidad, a la ciudad, al medio ambiente. Y en ese sentido peleamos por mejores condiciones de laburo, por condiciones dignas de trabajo, con un reconocimiento de salario, obra social, ropa de trabajo. Y creemos que también puedan participar de todas las fases del reciclado. Hay que pensar cada fase entonces de la política pública que no se da sólo desde la separación en origen, si no que los cartoneros pueden estar en todas las fases”.

Por último Kooster entendió que desde el MTE reconocen que no son el único actor en la cuestión, y es por eso la propuesta de “sentarnos con organizaciones sociales y ambientalistas y fundamentalmente el Estado, que es quien debe garantizar una política de reciclado integral y quien debe promover la dignidad y los derechos. Debe garantizar una política pública con el dinero y un presupuesto para esto”, concluyó.