Rodrigo Mora abandona el fútbol

El uruguayo Rodrigo Mora, delantero de River que tuvo algunas actuaciones descollantes, anunció que se retira del fútbol por una   necrosis aséptica en el fémur, que no le permite entrenar y que le genera dolores.

“Me toca vivir uno de los días más tristes de mi vida. El sufrimiento y el dolor son constantes y yo no puedo. Di hasta lo que no tenía y hoy tengo que enfrentar la realidad. Ya no puedo seguir jugando al fútbol, tengo un nudo en el pecho y una sensación imposible de explicar”, escribió en su estado de Instagram.

En mayo de 2017, Mora empezó con un dolor de espalda. Tras sesiones de kinesiología y horas de rehabilitación pudo lentamente volver a ser parte del plantel. La lesión que padeció fue una “sinovitis de cadera derecha”, según el parte del club. Luego, derivó en una necrosis por lo que debió ser operado: estuvo todo 2017 en recuperación, con muletas y después pudo volver a jugar, aunque nunca volvió a encontrar un buen nivel.

Se llama “infarto femoral” a una obstrucción    de  una arteria  que nutre la cabeza del fémur Se obstruyó como lo hace una arteria del corazón y produce la necrosis cardíaca o el infarto agudo de miocardio”, explicó el médico Norberto Debbag, especialista en deportología. Advirtió que cuando esto pasa “no hay irrigación de sangre en la zona y el hueso se muere”.

También llamada “necrosis aséptica“, esta patología es frecuente en las personas de entre 30 y 50 años.En los deportistas de alto rendimiento como Mora los riesgos pueden incrementarse porque las articulaciones “están acostumbradas al impacto”. Se diagnostica por medio de radiografías o a través de una resonancia mangética nuclear. Y si bien en muchas ocasiones puede no dar síntomas, lo más común es que aparezca por medio de un dolor “que impide caminar” normalmente.

“La pérdida de la llegada de sangre a la cabeza del fémur afectará a la estructura del hueso, y si no se corrige terminará provocando una especie de hundimiento en lo que es la superficie articular y producirá un desgaste muy rápido de la articulación”, sostuvo el doctor Ricardo Bermúdez, deportólogo y traumatólogo de la Asociación Argentina de Traumatología.

Las causas que pueden provocar el infarto de fémur en la mayor parte de los pacientes, según el médico, pueden estar relacionadas a los diversos traumatismos que pueden aparecer tanto en la práctica deportiva -en el caso del jugador de River- o en el desarrollo de cualquier tipo de actividad cotidiana. El consumo de anabólicos en las personas que desarrollan mucha masa muscular, o de esteroides también pueden estar relacionados. Y en uno de cada cuatro pacientes, el motivo suele ser desconocido.