San Juan busca innovar en una moderna planta solar

El nuevo proyecto de energía solar en San Juan es del Gobierno -está a cargo del Ente Provincial Sociedad del Estado (Epse)-, se llama “La Travesía” por su cercanía a un río seco del mismo nombre; y a diferencia del resto de parques solares privados que están aflorando en la provincia, esta será la primera central solar de San Juan y del país con almacenamiento en estar conectada a la red de electricidad.

Como objetivo general apunta a establecer en San Juan las condiciones para la formación de un proceso integral que permita el desarrollo de la tecnología fotovoltaica en todos sus tópicos.

Esta particularidad permitirá a la provincia un manejo económico más conveniente, ya que podrá prestar el servicio denominado de “regulación primaria de frecuencia”, que se les está exigiendo a los generadores y grandes usuarios y que los parques solares no pueden hacer salvo que tengan baterías de almacenaje como este. Pero también podrá dar un servicio de “regulación secundaria de frecuencia” que permite cargar la batería en horas en que la energía es más barata (5 de la mañana), y comercializarla en horas pico cuando es más cara (a las 20). En Jujuy, por ejemplo, hay plantas solares con almacenamiento pero no están conectadas a la red.

Lucas Estrada, responsable del área solar del Epse, dijo que el proyecto requiere una inversión de U$S 65 millones y que se avanza en lograr un crédito blando del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Buscan lograr la financiación pronto para licitar el proyecto antes de fin de año, y comenzar la construcción en el 2020.

Se emplazará en una parcela de 180 hectáreas del Parque Solar Ullum (ver infogafía) y aunque la central solar “La Travesía” es un proyecto de 57 MWp, se prevé su construcción en dos etapas, para posibilitar escalar su financiamiento.

En una primera etapa que tendrá un costo de 25 millones de dolares se construirá un parque solar de 21 MWp, compuesto por siete subcampos de tres MWp cada uno, y también la obra de almacenamiento de energía con capacidad de 4MW. Esta última se asemeja a dos contenedores de cuarenta pies con baterías de litio-ion.

La segunda etapa consistirá en ampliar la colocación de paneles solares hacia el norte de la parcela, hasta anexar otros 36 MWp. Desde el Epse explicaron que existe la capacidad necesaria tanto en la estación transformadora Ullum, como en las líneas de alta tensión para inyectar la totalidad de la potencia del parque solar La Travesía en sus dos etapas.

La gran novedad de este parque es que permitirá almacenar parte de la energía producida por el sistema de generación fotovoltaica durante determinados periodos de tiempo, para, luego, inyectar a la red la energía almacenada, durante otros lapsos de tiempo, según los criterios y objetivos que se establezcan.

Por ejemplo, la comercialización de energía renovable en Mercado Eléctrico Mayorista establece la obligación para que estos usuarios incluyan un porcentaje de energía proveniente de fuentes renovables. Muchos no tienen posibilidad de elegir un proveedor de energía o regulado, y entonces el operador del sistema eléctrico del país -Cammesa- realiza compras conjuntas de energía renovable para satisfacer esa demanda. La central solar La Travesía, al tener almacenamiento, podrá participar en licitaciones para vender la energía producida. También se podrá vender el servicio a otros parques solares.

Estrada explicó que el proyecto además contempla una vinculación científica estrecha con el Instituto de Energía Eléctrica y la Universidad Nacional de San Juan, para estudiar estos sistemas e implementarlos en el futuro en redes inteligentes. “”El proyecto tiene un fin social y de investigación y desarrollo, lo que lo hace apto para lograr el financiamiento del BID”, explicó el funcionario.

Diario de Cuyo.-