San Valentín sale caro

El 14 de febrero muchas parejas eligen celebrar San Valentín en Paraná y por eso ya se pueden ver distintas opciones para agasajar a los elegidos, registró AIM. A los tradicionales peluches, flores y chocolates para celebrar el 14 de febrero, también se le suman cenas, salidas y desayunos románticos. Eso sí, el romanticismo no pudo escapar a los aumentos y este año, festejar el amor será carísimo. En la nota algunos precios para comenzar a hacer números. 

Dicen que el despertar es uno de los mejores momentos para el amor y por eso, qué mejor que recibir la mañana y el día de los Enamorados con un buen desayuno. Con dulzuras caseras, chocolates, café, te, jugos y hasta de bajas calorías si se prefiere, las bandejas se convirtieron hace unos años en una excelente opción para agasajar a la pareja, compartir y no gastar mucho dinero, constató AIM.

Por eso, si querés sorprender a tu amor este 14 de febrero, una opción distinta es enviarle un desayuno a su casa. Hay para todos los gustos, con comida dulce, salada, chocolates para los antojos y con alimentos bajas calorías para los que siguen una estricta dieta para usar el traje de baño este verano.

En las coloridas bandejas de mimbre o madera (generalmente son de estos materiales), también encontramos mermeladas,  manteca, jugos en cajas, distintos tipos de te, sobres de café, capuchino, leche en polvo, azúcar, edulcorante y unas hermosas tazas con  cucharitas, untadores y servilletas.

Esta elección para regalar tiene varias ventajas: es difícil que al agasajado no le guste; hay de distintos precios y se puede compartir. Los desayunos tienen precios que arrancan en los 700 pesos aproximadamente, los menos “completos”, se los puede conseguir a más de 500, y si es uno bien completo unos 800 pesos (incluyen bandejas, individual, taza de diseño, cucharita, servilleta, etc.).

De todas maneras, los desayunos son abundantes por lo que incluso queda para disfrutar una buena merienda. En algunos casos, también se pueden conseguir picadas para la noche, con cervecitas y otras cosas ricas.

Para los menos “dulceros”, otra opción son las bandejas con picadas. En estos casos te regalan la tabla de picada que traen: jamón cocido, mortadela, paleta cocida, salchichón primavera, salame, pan, queso barra, queso holanda, queso sardo blando, pizzetas, olivas verdes, palitos salados y maní pelado para picar. También latitas de cerveza.

Otro punto a favor (para los que no les gusta salir a comprar regalos) es que solo necesitamos una computadora y un teléfono para reservar con anticipación. Después la recibiremos en la puerta de nuestra casa o donde queramos que vaya. En Paraná hay  decenas de microemprendedores que se dedican a realizar desayunos artesanales, con bandejas y utensilios pintados a mano. A ellos se los puede encontrar fácilmente a través de Facebook. Con solo escribir la palabra “desayuno” en el buscador, se encuentran numerosas opciones.

Además, en algunos casos, podemos elegir el contenido del regalo o agregarles flores, peluches, el diario del día o hasta un champagne y copas.

Las propuestas que podemos encontrar navegando por la red son variadas, cada una con una oferta diferente, unas más sofisticadas y otras más contundentes, pero seguramente, con esta elección no solo estás entregando un buen regalo, sino un buen momento.

En tanto, un clásico de esta festividad es salir a cenar afuera. Si se elige esta idea, en Paraná numerosos restaurantes ya difunden interesantes promociones con sorprendentes platos gourmet para disfrutar en pareja.

Una cena a la luz de la luna puede ser ideal. Trago de bienvenido, entrada, plato principal, un delicioso postre y una copa champagne pueden ser un excelente regalo. En un restaurante prestigioso, con una vista privilegiada, en un clásico cinco estrellas de la ciudad, tendremos que pagar unos 995 pesos por persona.

Las promociones ya están disponibles y tanto en las redes sociales o por cadenas de mail, van llegando a los paranaenses. Piden que se realicen reservas ya que para ese día esperan gran afluencia en los lugares, como sucede todos los años.

No obstante, para los que cuentan con menos presupuesto, pero no quieren dejar pasar un día tan especial, la ciudad rebalsará de floristas en muchas esquinas de la ciudad donde por unos pocos pesos, una rosa o un ramo de jazmines, serán cita obligada.

Las chocolaterías también ya están ofreciendo y mostrando en sus vidrieras cajas de bombones, chocolates, o alguna dulzura para elegir. En muchos casos, los peluches o globos son los más fieles compañeros de la cajita dulce. Tampoco fallan las rosas de chocolate.

Por último, para los amantes del buen beber, las bodegas locales exhiben promociones interesantes para agasajar al ser querido. Vinos, espumantes, champagnes, acompañados con copas, fraperas o algún otro detalle, pueden ser una buena opción.

En tanto, para los más jugados (y con ganas de gastar unos pesos más), una noche de spa o alojarse en un hotel cinco estrellas de la ciudad donde preparan todo para pasar una velada romántica, siguen siendo una excelente opción.