¿Sigue la lluvia sobre Paraná?

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) anuncia para este fin de semana que se acerca, temperaturas mininas de 7° y nubosidad variable. El viernes se espera que esté inestable y con probables precipitaciones, registró AIM. 

Lluvia para la capital entrerriana.

Este jueves, Paraná amaneció nublado, inestable y una temperatura mínima unos 10°. Para la tarde se aguardan chaparrones con una máxima de 15°.

En tanto, el viernes se prorrogará el mal tiempo con posible caída de precipitaciones y una temperatura mínima de 11° y por la tarde/noche 16°. El tiempo seguirá inestable.

Arrancando el fin de semana el cielo estará algo nublado pero con más frío, una mínima de 9°, mientras que para la tarde se espera una máxima de 15°.

El domingo se registrarían las temperaturas más bajas (7°) y el cielo seguirá algo nublado.

El fantasma del mosquito

Con la aparición de lluvias, humedad y pese a las bajas temperaturas, el fantasma del mosquito está siempre presente. Por eso, dejamos algunos consejos para controlar el mosquito en el hogar.

Si controlamos la proliferación de los mosquitos, evitaremos la transmisión de la infección así que:

– Entierre o elimine todo tipo de basura o recipientes inservibles como latas, cáscaras, neumáticos y demás recipientes u objetos que puedan almacenar agua.

– Ordene los recipientes útiles que puedan acumular agua, colóquelos boca abajo o colóqueles una tapa.

– Mantenga tapados los tanques y recipientes que colectan agua o pueden recolectarla si llueve.

– Cambie el agua de los floreros, platos bajo macetas, colectores de desagües de aire acondicionado, o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada 3 días y frote las paredes del mismo.

– Cambie el agua todos los días y lave con esponja los bebederos de animales.

– Mantenga limpias, cloradas o vacías las piletas de natación fuera de la temporada.

– Mantenga los patios desmalezados y destapados los desagües de lluvia de los techos.

Tenga en cuenta que durante los meses de temperatura muy baja los mosquitos adultos que transmiten el dengue mueren, pero sus larvas permanecen en los recipientes que contienen agua, por lo que la eliminación de estos recipientes o el tratamiento del agua que contienen, es indispensable.