Sube la temperatura y llegan los mosquitos a Paraná: Cómo ahuyentarlos

Llega la primavera, sube la temperatura y los mosquitos comienzan a aparecer. A la hora de estar al aire libre, la incomodidad puede ser grande. Por eso, si tenemos patio y queremos ahuyentarlos, hay plantas que pueden encontrarse en cualquier vivero y sirven para hacerlo, constató AIM.

Los mosquitos no se van.

A la hora de combatir los mosquitos, vale considerar elegir plantas que los ahuyentan. A continuación un listado de seis tipos que podés tener ya en tu casa. Ideales para colocar en macetas cerca de las ventanas. Pueden adquirirse en cualquier vivero porque son muy fáciles de encontrar.

Lavanda común.

Una de las grandes ventajas es que florece todo el año. Además de aroma relajante, esta planta ayuda a combatir los mosquitos. Ideal para tener varias macetas de lavanda en el jardín. Sus hojas también permiten preparar infusiones.

Romero.

Esta aromática bien se gana un lugar como especia en la cocina. Es ideal tanto para exterior como interior, no demanda demasiados cuidados. Más allá de su utilidad en nuestros guisos, su aroma ¡repele a los mosquitos!

Menta.

Otra hierba aromática multiuso. Su aroma mantiene alejados a los insectos y en caso de picaduras, frotarte una de sus hojas alivia la picazón. Ideal para hacer infusiones.

Albahaca.

Una planta de albahaca cuesta poco y rinde mucho. Además de ser protagonista en salsas y tucos, mantiene alejados a los mosquitos. Podés ubicar macetas cerca de ventanas y también colocar algunas ramitas por tu hogar.

Geranios.

Con coloridas flores, estas plantas florecen todo el año. Además de embellecer patios y/o jardines, son una barrera eficaz contra mosquitos. Como ventaja extra, los geranios son muy fáciles de cuidar.

Citronella.

La Citronella es famosa porque muchos de los productos repelentes de insectos que se usan en la actualidad llevan aceite de Citronella entre sus componentes. Su olor es tan fuerte que enmascara cualquier otro aroma que pudiera atraer a estos insectos. La puedes plantar en macetas o jardineras y con poco que la cuides perdurará sin problemas.

Caléndula.

Además de repeler a los mosquitos, las flores de las caléndulas nos alegrarán la vista. Deben ser colocadas a modo de “muro” en la zona por la que no queremos que pasen estos insectos (puertas, ventanas, etc) Actuarán como una barrera mágica antipicaduras.

Catnip o hierba gatera.

Esta hierba les será familiar a todos los amantes de los gatos. Provoca en ellos una atracción y un estado de embriaguez tal que podríamos sobrenombrarla como la droga para felinos. Según algunos estudios se ha llegado a la conclusión de que esta planta es mucho más eficaz contra los mosquitos que el DEET, principal producto químico usado en repelentes. Eso si, ten en cuenta que si tienes esta planta, seguramente atraigas a la mayoría de los gatos del vecindario.

Ajo.

Además de aroma relajante, la lavanda ayuda a combatir los mosquitos.

Con los ajos vamos a mantener a dos plagas a raya, la primera es la de los vampiros, ya que por todo el mundo es sabido que no les gustan demasiado los ajos. La segunda plaga y, posiblemente más molesta es la de los mosquitos. No hace falta que los tengas sembrados, con esparcir unos cuantos su olor se encargará de mantener lejos a estos desagradables invitados. Eso si, tené en cuenta que tu casa olerá a ajo.

Melisa.

Ingrediente principal de la famosa bebida alcohólica llamada Agua del Carmen, tiene multitud de efectos beneficiosos para el cuerpo. Es un relajante natural, ayuda a controlar la tensión y puede aliviar el dolor de ciertos tipos de migrañas. Su olor a limón se encarga de mantener alejados a los mosquitos. El único problema es que esta planta es muy invasora por lo que si no quieres acabar con el jardín plagado de Melisa es mejor que la tengas en una maceta y vigiles sus alrededores.

Esperemos que con estas plantas, las venideras noches de verano solo tengamos que preocuparos por el calor y nos den un respiro estos insectos.

Popurrí repelente de mosquitos

Tomá algunas de las hierbas o flores mencionadas y secalas. Ata las hierbas en ramos y cuélgalas en las puertas y ventanas. Separa los pétalos de las flores y acomódalas en recipientes bonitos. Déjalos sobre los alféizares de las ventanas y mesas del patio o jardín, y demás lugares donde pueda haber mosquitos.

A fin de liberar el aroma repelente de mosquitos, simplemente frota las hierbas o pétalos entre tus dedos.