Trabajadores públicos solicitan al gobierno entrerriano un bono de 5.000 pesos

El secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Entre Ríos, Oscar Muntes, confirmó a AIM que el gremio pidió al ministro de Economía, Hacienda y Finanzas, Hugo Ballay, un bono de 5.000 pesos, ante la crisis económica que atraviesa el país.  Además, se demandó que el Ejecutivo intervenga en el conflicto del transporte de pasajeros en Paraná. 

Ministerio de Economía, Hacienda y Finanzas de Entre Ríos. // AIM.

Por el anuncio del presidente de la Nación, Mauricio Macri, de pagar un bono de 5.000 pesos a trabajadores públicos a fin de mes ante la devaluación que sufrió la moneda y la inflación que se generó que implicó la pérdida del salario, ATE solicitó al ministro de Economía entrerriano que la provincia otorgue un paliativo similar, indicó a esta Agencia  Muntes.

El pedido se realizó en el marco de las negociaciones con los trabajadores de la Administradora Tributaria de Entre Ríos (Ater), quienes se reunieron con las autoridades provinciales para cerrar un acuerdo ante la pérdida del poder adquisitivo que implica la implementación de Pacto Fiscal en la provincia.

“Estamos a la espera de la respuesta de los funcionarios del Estado”, dijo Muntes, quien precisó que Ballay se comprometió a llevar el reclamo al gobernador de la provincia, Gustavo Bordet.

En ese sentido, apuntó que también se requirió que el bono de 5.000 pesos impacte en cada uno de los municipios entrerrianos.

Transporte público de pasajeros

Por otro lado, ATE planteó la preocupación que genera la situación del transporte público de pasajeros en la capital entrerriana, ya que desde hace más de una semana no hay frecuencias de colectivos en la ciudad.

“Pedimos al gobierno que encuentre una solución al tema del transporte público en Paraná, ya que entre la discusión de la patronal y los gobiernos estamos los trabajadores, estudiantes y jubilados, quienes somos los más perjudicados mientras ellos  discuten quién tiene la posición más radicalizada y no solucionan nada”, dijo Muntes, quien apuntó: “Nosotros tenemos que seguir asistiendo a nuestras unidades laborales y movernos en autos o taxis aumenta sustancialmente el costo, es decir, si antes no alcanzaba, ahora, menos”.