Transporte urbano: Para Varisco, “la solución pasará por una reconsideración de los subsidios”

Mientras el departamento Ejecutivo de la municipalidad de Paraná prepara declarar el estado de emergencia del transporte público en la ciudad, lo que autorizará a reducir frecuencias de los colectivos y subir el boleto por decreto, el intendente Sergio Varisco se reunió este lunes con sus pares de Oro Verde, San Benito y Colonia Avellaneda para analizar la crisis del sector. “La solución pasará por reconsiderar los fondos que se les envía a todas las ciudades, especialmente a Paraná”, recalcó el mandatario municipal.

“Si bien en esta reunión no vamos a tener la solución, convocamos a todos los actores, incluso al director provincial de Transporte”, aclaró Varisco. Fue en esa línea que bregó por “desmentir esa infamia que dice que el municipio debe plata a las empresas, ni se planteó, ni se debe un peso”.

“La solución pasará por reconsiderar los fondos que se les envía a todas las ciudades, especialmente a Paraná”, recalcó el intendente, fue por eso que se reunió con los intendentes de los municipios como Oro Verde, Colonia Avellaneda, Sauce Montrull, San Benito, “que también están afectados por este sistema”.

En la oportunidad, Varisco reiteró que mantiene el “período de negociación” junto a Buses Paraná, concesionaria del servicio de transporte. “Debemos buscarle una solución al sistema que ha eclosionado en todo el país”, indicó, y descartó que la ciudad vaya a quedarse sin servicio de transporte.

“El reclamo de la empresa ha sido la readecuación de la tarifa, pero mi tarea es defender a los usuarios, eso es lo que hemos hecho y queremos continuar con esto”, aclaró.

“La contadora de la empresa decía que a partir del aumento del dólar por la inflación, está en una situación de que han firmado paritarias salariales que no pueden cumplir”, ejemplificó en ese sentido.

Al calificar de “infamia” la presunta deuda que denuncia Buses Paraná, concesionaria del servicio de transporte, Varisco apuntó: “Es pretender que sobre el eslabón más débil de la cadena, que es el municipio, decir que adeuda cuando no hay ninguna deuda”.

“El municipio cumplió con todos los requisitos, y salvo la ciudad y la provincia de Buenos Aires que mantuvo subsidios, está en crisis en todo el sistema porque pasamos de una situación que venía de un gobierno nacional con mucha plata en subsidios, y a partir del 1 de enero de 2019 la quita total. Esto ha puesto en crisis a todo el sistema en todo el país”, recalcó.

“Esta es una situación de crisis nacional que en el caso del transporte, tiene su particularidad porque se quitaron todos los subsidios. Pero en nuestro caso, mantuvimos la concesión, orgullosos de todos los beneficios sociales que da el municipio, la Tarjeta SUBE y el boleto más barato del país”, recalcó el mandatario municipal. Y en ese sentido, acotó: “El municipio subsidió el sistema el último mes en unos 12 millones de pesos, pero son recursos que debemos recuperar”.

Cuando se le consultó a Varisco sobre la posibilidad de estatizar el servicio de transporte, éste sentenció que sería “muy difícil”.

“Es el único servicio concesionado a una empresa privada porque todo lo demás es estatal; creemos en eso, lo hemos mantenido y mejorado”, se defendió el intendente.

“Tener una flota propia, si bien está dentro de las facultades del municipio, es muy difícil pasar instantáneamente de un servicio concesionado a un servicio estatal”, diferenció.

Elonce