Transporte urbano: Sigue el paro y se agrava el conflicto

Tras fracasar otra vez la reunión que se realizó en la secretaría de Trabajo entre empresarios, representantes de la Unión de Transporte Automotor (UTA), funcionarios del gobierno de Entre Ríos, y de la comuna local para encontrar una solución que destrabe el conflicto del transporte urbano en la capital entrerriana, la municipalidad de Paraná reiteró que avanza con la caducidad de la concesión.

Transporte urbano: sigue el paro y se agrava el conflicto.

Tras fracasar el encuentro, se pasó a un cuarto intermedio sin fecha mientras se mantiene la medida de fuerza de los choferes, hasta que los empresarios abonen la deuda.

Por la municipalidad participaron  el secretario Legal y Técnico, Walter Rolandelli, y el secretario de Servicios Públicos, Ricardo Franck, en busca de hallar una solución que destrabe el conflicto del transporte urbano en la capital entrerriana que ya lleva una semana.

El resultado del cónclave es que no hubo acuerdo y se pasó a un cuarto intermedio sin fecha establecida, por lo que el conflicto con los choferes continúa y se mantiene el paro hasta tanto “no aparezca la totalidad del dinero para abonarles lo que se le adeuda de sueldos y aguinaldo”, según manifestaron gremialistas de UTA.

De esta manera, el servicio sigue sin restablecerse por lo que el conflicto no deja más alternativa que el Estado municipal resuelva directamente la caducidad de la concesión, ya que el pasado viernes el intendente, Sergio Varisco, intimó a Buses Paraná –concesionaria del servicio de colectivos en nuestra ciudad- a resolver el conflicto, y restablecer urgentemente el servicios de colectivos.

Rolandelli se refirió a esta situación y también fijó la postura del municipio, que es la continuidad del camino hacia la caducidad de la concesión. “Los trabajadores, con todo derecho, son inflexibles en cuanto a que van seguir en esta medida hasta que no aparezca el dinero que se está gestionando en la Nación y también provincia, por lo que se pasó a un cuarto intermedio. Los trabajadores fueron muy claros, en que no habrá servicio hasta que no les paguen”, expresó el funcionario de la comuna.

Rolandelli enfatizó: “Desde el municipio somos claros porque no les adeudamos nada a las empresas. Estamos para colaborar, destrabar y solucionar, el Intendente ha hecho todas las gestiones en Buenos Aires para conseguir paliativamente subsidios para colaborar  y estamos a la espera de ello”. Por último, el abogado hizo mención a la intimación que le hicieron a Buses Paraná para resolver el conflicto so pena de la  caducidad de la concesión del servicio, “Tienen 15 días para resolverlo. Así que hay que esperar lo que ellos nos contestan y estamos en esta instancia. Lo único que pretende el Municipio es que las empresas cumplan con la concesión de manera urgente tal como lo establece la norma vigente y  que la gente tenga servicio de colectivos de manera inmediata por es inadmisible la situación”, expresó.