Trump tiene más ideas

El presidente de los Estados Unidos, Donaldo Trump, dijo que su gobierno estudia enviar a los inmigrantes sin documentos a las ciudades demócratas “que no los persiguen”.

Trump se refirió a esas ciudades como “santuarios”  de inmigrantes, porque están gobernadas en general por intendentes demócratas que no destinan fondos a perseguirlos, es decir, no comparten la política migratoria del gobierno federal, que parece considerar virtuosa la persecución.

Trump les transfirió la responsabilidad al partido opositor: “debido a que los demócratas no quieren cambiar nuestras leyes de inmigración tan peligrosas, estamos considerando en serio colocar a los indocumentados solo en las ciudades santurario”, escribió el presidente en su cuenta de twitter.

Sin disimular su ironía al cargar sobre el adversario lo que considera un peso, Trump dijo “la izquierda radical siempre parece tener una política de fronteras abiertas y brazos abiertos, ¡así que seguro que esto los hace muy felices!”

Sin embargo, una aclaración posterior, ya no firmada por Trump sino por el sitio oficial de la Casa Blanca, trató de poner algo de sensatez en el asunto: “Eso fue solo una propuesta que se hizo pero se rechazó, lo cual zanjó cualquier debate posterior” dice el comunicado oficial cerrando no solo el debate sino momentáneamente la boca presidencial en este punto.