Un copiloto fumó en la cabina, hizo descender violentamente al avión y lo despidieron

Se precipitó 6.500 metros porque apretó el botón equivocado al querer evitar que el humo llegue a los pasajeros.

Un copiloto de la aerolínea Air China fue el responsable de hacer pasar un pésimo momento a los viajeros cuando por una irresponsabilidad el avión, que cubría la ruta entre Hong Kong y Dalian, descendió 6.500 metros en pocos segundos.

El hombre, según determinaron las autoridades de la aviación de China, fumó un cigarrillo electrónico en la cabina y para que el humo no llegue a los pasajeros decidió desconectar una parte de la ventilación, pero se equivocó y apagó el aire acondicionado.

El resultado fue un descenso repentino y violento. Las máscaras de oxígeno cayeron de los compartimentos.

La explicación que dieron desde la Administración de Aviación Civil de China (Caac) fue que al desconectar el aire acondicionado, los niveles de oxígeno de la cabina descendieron y eso hizo caer de forma automática las máscaras. Y el piloto tuvo que hacer descender violentamente la aeronave para proteger a las personas a bordo.

La solución para llevar al avión a su altura de crucero fue rápida: volver a activar el aire acondicionado.

Qiao Yibin, integrante de la Caac, dijo que se aplicarán “castigos severos de acuerdo a las leyes y regulaciones”.

Air China despidió a toda la tripulación, según informa el sitio web de la CNN.

Las normas de aviación chinas prohíben fumar a toda la tripulación y desde 2006 también están prohibidos los cigarrillos electrónicos.