Una planta para tratar el cancer

El compuesto vinblastina es un derivado de la vincapervinca de Madagascar, y es uno de los medicamentos más seguros y efectivos utilizados para tratar una amplia gama de cánceres, desde el linfoma de Hodgkin hasta el cáncer de pulmón y el cáncer cerebral, al evitar que las células cancerígenas se dividan y se multipliquen.

Foto ilustrativa.

Pero hasta ahora, los investigadores no habían entendido completamente cómo la planta puede hacer una droga tan increíblemente importante. Recientemente una investigación publicada en la revista Science da la primera luz para comprender cómo se produce la vinblastina.

El compuesto fue aislado originalmente en el año 1958, pero obtenerlo de la propia planta es increíblemente ineficiente y, por ende, muy costoso. Se necesitan alrededor de 500 kilogramos de hojas secas de vincapervinca para hacer un solo gramo de vinblastina. Por esta razón, muchos investigadores han intentado encontrar formas más efectivas de sintetizar el medicamento en el laboratorio.

Éxito por fin

Un equipo de científicos del Centro John Innes, de Norwich, Reino Unido, han estado empeñados en ello los últimos quince años y parecen haber llegado a buen puerto. “La vinblastina es uno de los productos naturales más complejos con propiedades medicinales en las plantas, y es por eso que tantas personas en las últimas seis décadas han tratado de llegar a donde hemos llegado en este estudio”, explica la profesora Sarah O’Connor, directora del laboratorio que ha ayudado a desentrañar el misterio.

Ahora quieren poder usar los hallazgos del estudio para tratar de sintetizar cantidades de microgramos de vinblastina con el fin de tratar de aumentar la producción de la droga y así poder proporcionársela a más pacientes con cáncer.

Habiendo por fin descifrado la ruta genética y las estructuras químicas respectivas, el equipo ahora está en posición de utilizar la información para crear más del compuesto químico mucho más rápidamente utilizando técnicas de biología sintética.