Urbanización: proponen que la contratación se realice por concurso

Un proyecto de la Cámara de Diputados propone aplicar un marco normativo para la contratación de “arquitectura, planeamiento urbano o regional e ingeniería civil”. La iniciativa hecha por el diputado José Antonio Artusi, busca implementar el sistema de concursos previo a toda contratación que realice el Gobierno.

Según establece el texto original del proyecto, el objetivo es “promover las bases de una contratación equitativa y el desarrollo de una cultura arquitectónica y urbanística que procure la mejor calidad posible de las obras a encomendar”.

Concretamente se busca, entre otros objetivos, que la selección de los eferentes de “a cada participante la posibilidad de presentación de sus ideas, argumentos y propuestas”. Asimismo, se persigue que “la creación de un procedimiento que concentre etapas, sea transparente y sirva de base para la toma de decisiones del organizador”

Dos tipos de concurso

El proyecto, que ya fue girado a la Comisión de Tierras, Obras Públicas, Recursos Naturales y Ambiente, tiene como fundamento propone dos categorías de concursos para seleccionar al oferente.

Por un lado, los “concursos de croquis preliminares o ideas”, que se aplicarían cuando sea necesario obtener un “planeamiento general”. De esta forma, esta categoría estaría conformada por “esquemas, diagramas, croquis de plantas, de elevaciones o de volúmenes,

o cualquier otro elemento gráfico o texto que el profesional confecciona como interpretación.

Por otro, los “concursos de anteproyectos” que se realizarían para obtener “el conjunto de plantas, cortes y elevaciones estudiados conforme con las disposiciones vigentes” y deberán estar acompañados de “un presupuesto global estimativo”.

Fundamentos

Más allá de la información técnica, la iniciativa se fundamente en  “en inquietudes y reclamos de diversos sectores”, como el Federación Argentina de Entidades de Arquitectos, que reclama una ley nacional de concursos para la obra pública. Asimismo, el texto toma en cuenta la vigencia de la ley 2201, que regula la contratación de los servicios de arquitectura y urbanismo en la ciudad de Buenos Aires, y que busca “promover las bases de una contratación equitativa”.