UTA rechazará el procedimiento preventivo de crisis de las empresas de colectivos

Las empresas concesionarias del transporte público de pasajeros de Paraná dieron a conocer que solicitaron a la Secretaría de Trabajo provincial ingresar a un procedimiento preventivo de crisis, que le permitiría un ajuste de personal. Ante el anuncio el secretario General de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) en Entre Ríos, Carlos Dittler, dijo a AIM que se enteraron por los medios, y que de plano van a impugnar el pedido. “Le están echando nafta al fuego”, graficó el dirigente gremial. 

La asamblea de los choferes de UTA con cese del servicio de ómnibus en la ciudad continúa aguardando alguna novedad del pago de aguinaldos en la quinta jornada sin colectivos. La agrupación Buses Paraná que constituyen las firmas Ersa Urbano y Transporte Mariano Moreno reclaman fondos que le adeudaría la Municipalidad para saldar los ingresos que restan a los trabajadores. Reclaman unos 40 millones y la comuna dice que la suma no llegaría a más de 7 millones, pero aún así no han liberado ese dinero que destrabaría el conflicto. En tanto hoy se conoció que Buses Paraná presentó un pedido de procedimiento preventivo de crisis. Se trata de una figura que establece Ley Nacional de Empleo N° 24.013 y que básicamente habilita a suspensión del personal, baja de los sueldos (pagando el 70 por ciento) y despidos abonando la mitad de la indemnización, con el tristemente famoso artículo 247°. Pero este régimen debe ser acordado con los sindicatos, algo que fue desestimado de plano, según contó Dittler a esta Agencia. El titular de UTA Entre Ríos aclaró de todos modos que no fueron notificados, y todo lo que saben es por lo que trascendió en la prensa.

En este sentido, el gremialista planteó que de ningún modo van a avalar la precarización laboral y reducción de personal que, en definitiva, redundaría en un retroceso del servicio en general. “Nos están atropellando”, dijo enojado.  “Hay más de 500 familias en la incertidumbre y no podemos aceptar esta situación.

Dittler además contó que no hay ningún tipo de novedad respecto a sus reclamos de haberes y que lamentablemente la asamblea de trabajadores continúa. “Es un caos, un camino sin salida. Le están echando nafta al fuego”, graficó, al tiempo que recordó que hace tres meses vienen tratando de acordar un incremento salarial en paritarias y ahora llegan a la situación que no le abonan el medio sueldo anual complementario.

El representante sindical también apuntó contra el municipio. “Lo del poder concedente (del servicio) es muy poco serio. Solo un funcionario, Ricardo Frank (secretario de Servicios Públicos), nos atiende el teléfono. Es todo caótico e impensado que una capital de provincia hace cuadro días no tienen servicio, junto con las otras tres comunas vecinas”, describió.

Finalmente, el titular de UTA apuntó nuevamente contra la quita de ayuda al sistema de pasajeros. “Esto viene mal parido cuando el gobierno nacional cortó los subsidios al transporte, porque somos un municipio chico y no se puede hacer frente a tamaña situación en donde sólo se beneficia a Capital Federal y Buenos y Aires, con rebaja en al interior del país. La situación es tremenda”.