Varisco inauguró el nuevo edificio del Cemi

Varisco inauguró el nuevo edificio del Cemi. // AIM.

El intendente de Paraná, Sergio Varisco, abrió las puertas del Centro Educativo Municipal de Integración (Cemi), para mejorar la calidad de educación de personas con discapacidad.  “Las personas encuentran en el municipio un lugar a dónde ir las 24 horas, no creo que esto ocurra en ningún otro organismo Estatal provincial”, aseguró a AIM el presidente del Departamento Ejecutivo Municipal.

Las nuevas y modernas instalaciones del Cemi, exponen la decisión política del gobierno municipal de invertir en la educación y contención de las personas con discapacidad. Actualmente, se brinda una amplia gama de talleres y actividades educativas y terapéuticas a más de 100 alumnas y alumnos de la ciudad y aledaños.

“Desde 1983 se esperaba un edificio como este”, dijo Varisco a esta Agencia, quien consideró que la nueva infraestructura era “una vieja deuda que tenía el Estado, porque la atención de nuestros chicos especiales no puede ser una simpe colonia de vacaciones, por lo que este edificio, con todas las comodidades, también permitirá el tratamiento de discapacidades profundas que, realmente, es una transformación para la ciudad”.

El presupuesto oficial de la obra –sin calcular los índices de inflación- fue de 30 millones de pesos y, ahora, “habrá que equiparlo con mobiliario”, contó Varisco.

El intendente de Paraná, Sergio Varisco, abrió las puertas del moderno edificio Centro Educativo Municipal de Integración (Cemi), para mejorar la calidad de educación de personas con discapacidad.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Padres, Familiares, Amigos y Personas con Discapacidad (Apafadid), Hector Moretti, recordó que la donación del terreno a la municipalidad la realizó el Club La Salle y el intendente Varisco no dudó en poner en marcha la obra.  Además, el titular de Apafadi destacó que es un amplio predio para que los chicos disfruten y no van a necesitar solicitar prestado un club para realizar prácticas deportivas.

El nuevo edificio está emplazado sobre calle Juan Baéz, a metros de su intersección con Selva de Montiel, en la zona sur de la ciudad. Son 1.200 metros cuadrados de los que 880 metros cuadrados -aproximados- fueron cubiertos y otros 300, semicubiertos. Cuenta con 10 aulas taller, dos multipropósitos, uno de ellos será el comedor para que los chicos desarrollen los talleres de panificación y dulces. Además se construyeron baños accesibles y un playón de estacionamiento apto para vehículos que transporten personas con movilidad reducida.