Viajar afuera del país cuesta en promedio hasta 50 por ciento más que el año pasado

La devaluación está mostrando efectos concretos y uno de ellos tiene que ver con el costo de salir del país. Los precios en dólares de los pasajes aéreos para Río de Janeiro, Santiago de Chile y Nueva York, por caso, no sufrieron alteraciones, pero su costo en pesos aumentó hasta 50 por ciento en comparación con el año anterior, según explican los actores de ese segmento, por lo que tradujeron con exactitud al valor final la marcha del peso.

Por la suba del dólar, los pasajes aéreos para los destinos internacionales más elegidos por los argentinos cuestan al menos el doble que el año pasado

Las tres ciudades están entre los destinos históricamente elegidos para viajar por los argentinos, pero la demanda retrocedió en el último tiempo por la depreciación del peso contra el dólar.

Si bien existen variaciones de precio según la demanda, el tiempo de anticipación con que se saque el pasaje o el lugar del avión, en todos los casos consultados se registra la misma tendencia. A tal punto que se cambiaron los destinos de preferencia.

Según el Observatorio Económico de Agencias de Viajes de Argentina, entre enero y mayo de 2017 y de 2018 los pasajeros transportados en vuelos de cabotaje aumentaron siete por ciento interanual, mientras que los de vuelos internacionales cayeron cuatro por ciento.

“La reducción en la cantidad de pasajeros de vuelos internacionales en junio, sumado al aumento del tipo de cambio, constituyen indicios que permiten vislumbrar una caída en la cantidad de argentinos viajando al exterior”, consignó el documento.

De hecho, el último informe del Balance Cambiario del Banco Central (Bcra) consignó que el déficit neto de “Viajes, pasajes y otros pagos con tarjeta” resultó en junio de 588 dólares millones, lo que representa una caída interanual de 33 por ciento y 32 por ciento respecto al mes anterior.

“El mayor aporte a la corrección del saldo negativo fue que la caída en los egresos (29 por ciento) fue mayor a la caída en los ingresos (11 por ciento)”, explicó en el informe del Bcra.

Río de Janeiro

Para Río, Aerolíneas Argentinas informó que la tarifa promedio para vuelos de ida y vuelta, con impuestos y tasas incluidas para la época de vacaciones de invierno fue de 571 dólares en julio del año pasado, mientras que este año ronda los 514 dólares.

Si bien el costo bajó en moneda dura, el valor en pesos del año pasado (cuando el dólar cerró a 17,13 pesos el 15 de julio) el monto era de 9.781 pesos, mientras que ahora, a una cotización de 28 pesos, el pasaje sale aproximadamente 14.392 pesos. Esta cifra representa una suba del 47 por ciento.

La aerolínea Latam, donde no se registraron cambios en el costo de los boletos promedio entre un año y el otro, el mismo viaje cuesta 274 dólares. Con las cotizaciones expuestas, el año pasado el valor estimado estaba en 4.693 pesos por pasaje; mientras que hoy el precio asciende a 7.672 pesos. Aquí la suba es del 63 por ciento.

Santiago de Chile

El precio de los pasajes de avión a Santiago de Chile, famoso por los viajes de tours de compras, presentó un panorama similar, pero allí se observó la mayor caída de viajes de argentinos. “En mayo, mes donde la moneda argentina se devaluó un 21,5 por ciento, la llegada de argentinos a Chile cayó interanualmente un 39,8 por ciento “, informó la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FaevyT).

En Aerolíneas, en julio de 2017, el costo del viaje de ida y vuelta era de 324 dólares (5.550 pesos) y este año esa cifra es de 335 dólares (9.380 pesos). Esta suba representó un 69 por ciento más. En Latam, el traslado es de un promedio de 332 dólares, que en 2017 representaban 5.687 pesos y esta temporada son 9.296 pesos.

Nueva York

Para viajar a Nueva York, las diferencias son aún más pronunciados. Mientras en Aerolíneas, en julio de 2017 el pasaje costaba 1.334 dólares (22.851 pesos), este año tiene un valor de 1.596 dólares, que son 44.688 pesos. Latam, en cambio, registró un monto de 1.136 dólares, que en 2017 eran 19.459 pesos y este año vale 31.808 pesos.

Fabricio Di Giambattista, presidente de la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FaevyT), explicó que los precios de las tarifas de los pasajes aéreos pueden oscilar entre nueve valores diferentes que dependen de la demanda.

“El problema fue la devaluación porque la demanda cayó alrededor del 30 por ciento en estas últimas tres semanas porque no se puede sostener la tarifa”, dijo. Esto genera la aparición de tarifas más baratas en ventas futuras para sostener la demanda. “Si queres viajar dentro de una semana, como ya hay ocupación, las tarifas no bajan, pero si buscas pasajes a cuatro meses las tarifas bajan”, sostuvo Di Giambattista.

Por: Julia D’Arrisso para La Nación.-