Viviendas sociales y edificios públicos deberán utilizar calefones solares

El Ejecutivo promulgó y publicó la Ley 10592  que establece la incorporación obligatoria y progresiva de sistemas de captación de energía solar de baja temperatura para la producción de agua   caliente sanitaria o para la alimentación de sistemas de calefacción, como parte integrante de los proyectos de construcción o readecuación de edificaciones públicas y de los programas destinados a construcción de complejos habitacionales o viviendas sociales, confirmó AIM.

Foto: ilustración.

La norma que entró en vigencia este mes,  determina que el Estado entrerriano tiene “la obligación de incorporar de forma progresiva de los sistemas de captación de energía solar de baja temperatura para la producción de agua caliente”.

La medida deberá enmarcarse “en un proceso gradual de utilización de energías renovables en el desarrollo urbano, por lo que se deberá priorizar: jardines maternales de gestión estatal provincial y centros de atención primaria de salud provinciales; centros con uso deportivo, educativo y social; nuevos planes de viviendas a través de diferentes sistemas de promoción, en el equipamiento comunitario y en las viviendas cuando sea posible;  y ampliaciones o modificaciones de edificios públicos ya existentes que involucren los sistemas sanitarios”, dice la Ley.

Será el Poder Ejecutivo el que designará la autoridad de aplicación, la que establecerá los mecanismos que permitan clasificar los diferentes tipos de instalaciones y definir en cada caso las características de la tecnología a instalar.  Además, promoverá la incorporación progresiva de sistemas de captación de energía solar de baja temperatura para la producción de agua caliente sanitaria o para la alimentación de sistemas de calefacción, como parte integrante de los proyectos de construcción o readecuación de edificaciones privadas.