Ya son nueve las víctimas fatales por hantavirus en Chubut

En las últimas horas confirmaron tres fallecimientos más. Se trata de dos mujeres adultas y un adolescente de 16 años. Hay otras cuatro personas graves por el brote del virus en el sur

El hantavirus sigue dejando un panorama desolador en la provincia de Chubut, donde fuentes sanitarias confirmaron que se registraron tres decesos más en la jornada, con lo cual la lista de fallecidos llegó a nueve. En tanto, hay cuatro personas que se encuentran en grave estado en un nosocomio local.

Una de las mujeres fallecidas era Jessica Valle, de 30 años, integrante de una familia de la localidad chubutense de Epuyén que ya perdió a otros dos integrantes por el brote de esta enfermedad desatado hace un mes. La mujer falleció en la madrugada del martes en el Hospital de Esquel, en donde se encontraba internada en terapia intensiva.

Valle era hija y hermana de otros dos fallecidos a causa de esta enfermedad: su padre Aldo Valle, empleado municipal de Epuyén, y su hermana Loreley, también habían muerto hace pocos días afectados por el hantavirus.

Además, el Ministerio de Salud de Chubut confirmó que otra mujer que permanecía internada y un adolescente de 16 años, se sumaron a la lista de víctimas fatales, elevando a nueve el total de fallecidos desde que estalló el brote de hantavirus.

Tras darse a conocer las novedades, el ministro de Salud de Chubut, Adrián Pizzi reconoció: “Son 9 los casos fatales. Esto nos pega durísimo a la provincia y a la situación sanitaria, que es muy compleja”, dijo el ministro, y describió: “Ayer tuvimos mucho trabajo con pacientes internados en las terapias intensivas de Esquel, donde tuvimos que trasladar gente a terapias privadas”.

El funcionario indicó que “desde hace un mes, en la primera mesa de trabajo con el Malbran se asumió esta posibilidad del contagio interpersonal. Es una característica única y que hace difícil de contener a la enfermedad”. Pizzi precisó que “el Ministro de Salud de Nación está en el tema y hay especialistas que están llegando a la zona para apuntalar” y que “la manera de parar esto es el bloqueo y el aislamiento de los contactos”.

Fuente: Crónica