Advierten que la designación de Lischet sería “incompatible” con la función pública

Desde el radicalismo de Paraná se advirtió en un documento al que accedió AIM que el nombramiento del coordinador de Movilidad y Habilitaciones de Paraná, Sebastián Lischet, “se contrapone expresamente con las normativas vinculadas al transporte público de pasajeros y específicamente la ordenanza de concesión respectiva, toda vez que el citado funcionario es hijo del gerente general de la empresa ERSA, Marcelo Lischet, y  a su vez también es empleado de la misma, es decir, forma parte de los intereses contrapuestos a los del Estado municipal y por ende de todos los paranaenses”.

Foto: ilustración.

Los dirigentes del radicalismo reprocharon  que “de dicha designación surge una incompatible connivencia que perjudicaría la defensa de los intereses de la Municipalidad y pone bajo sospecha una relación indebida, ilegítima y en franca contraposición  de las normativas que regulan la relación con las empresas concesionarias del transporte público de pasajeros en la ciudad”.

La oposición también ironizó respecto a dicha designación al manifestar que “ahora empiezan a tener explicación algunas conductas de los empresarios cuando en la última etapa de la gestión del ex intendente Sergio Varisco, alentaban o se desligaban de responsabilidades propias  o cuanto menos mantenían una actitud de pasividad extrema ante los furiosos paro de choferes de  colectivos en  los que nunca hubo responsabilidad del gobierno municipal y en los que el pueblo de Paraná fue rehén durante varios días”

Finalmente desde la UCR  afirmaron  que “las máscaras de la mentira empiezan a caerse y dejan al descubierto cómo jugaron los actores de aquel momento y obviamente cual ha sido la retribución por tan deleznable colaboración política” aseguraron.