Alberto Fernández advirtió que usaremos tapabocas «hasta que haya una vacuna»

El presidente Alberto Fernández dijo este miércoles que el país está «muy lejos de haber terminado el problema» de la pandemia de coronavirus y ratificó que seguirá privilegiando «la vida y salud de la gente» al recorrer la planta de producción de Volkswagen, ubicada en el partido bonaerense de Tigre. Afirmó que «la normalidad que conocemos no existe más» y resaltó que se seguirá con las medidas de prevención hasta que haya una vacuna.

El mandatario dijo además: «No nos enamoramos de la cuarentena porque está visto que es lo que debemos hacer» y ratificó que le preocupa «tanto la salud de la gente como la productividad de la economía argentina».

«Estamos ante un escenario desconocido. La normalidad que conocimos ya no existe más», aseguró y destacó el rigor del pueblo alemán en la racionalidad de manejo de conflictos. «Si Volkswagen aplica el rigor alemán, cuidará mucho de sus trabajadores», opinó.

En igual sentido, el gobernador bonaerense Axel Kicillof afirmó hoy que «volver a la normalidad es un sueño, un suicidio colectivo» ya que «el coronavirus está circulando», y señaló que se busca «reactivar el proceso productivo sin correr riesgo excesivos».