Alertan que el Agujero Azul está peor que la Amazonía

Ubicado en el Atlántico sur, a lo largo de la plataforma patagónica de Argentina, una zona conocida como ‘agujero azul’ muestra las consecuencias de la pesca indiscriminada en el fondo marino.

Allí ninguna organización regional supervisa las actividades pesqueras, por lo que la fauna y el ecosistema ya pagan las consecuencias del libre albedrío.

El agujero azul reúne ecosistemas únicos y hasta aquí llegan especies como la ballena franca austral y el elefante marino. A pesar de la naturaleza espectacular del lugar y de su rica diversidad, muchas especies subsisten en un frágil estado de conservación.

Una reciente expedición de Greenpeace a esta zona del mar argentino reveló que el fondo marino había sido arrasado por la sobrepesca. Al ser una de las pocas áreas de aguas internacionales donde la mayoría de las empresas y organizaciones pesqueras no cuentan con una supervisión regional para sus actividades, la industria opera sin control.

Esto ha puesto en peligro el futuro del agujero azul, un lugar especial que marca el límite de la zona económica exclusiva argentina y que es hoy un síntoma palpable de la desprotección legal.

Noticiasambientales.com