Ante la especulación de los mercados, es momento de consolidar una nueva forma de consumo

Los mercados concentradores y supermercados están manipulando los precios de los alimentos y se especula que en los próximos días se verán cifras exorbitantes que ya se están transfiriendo los precios al consumidor en las verdulerías, según un informe de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), al que tuvo acceso AIM.

Ante la especulación de los mercados, es momento de consolidar una nueva forma de consumo

La crisis sanitaria y la demanda del pueblo por abastecerse de lo necesario en el contexto de la cuarentena, destapa la realidad detrás de la comercialización de alimentos: cadenas concentradas y cuellos de botella que permiten que pocos especuladores determinen el precio de los alimentos.

Frente a la inaceptable especulación con la situación de crisis mundial, los pequeños productores y productoras tenemos el compromiso solidario de mantener los mismos precios que los últimos cuatro meses en nuestros almacenes, mercados y venta de bolsones, y nos posicionamos totalmente en contra de cualquier manipulación de las cadenas de abastecimiento de alimentos en beneficio de los privados.

“Como familias trabajadoras de la tierra nuestro compromiso con los argentinos y argentinas es mantener los precios y estar a disposición del pueblo y de las medidas que tome el gobierno para garantizar el abastecimiento de alimentos” expresó el coordinador de comercialización de la UTT, Juan Pablo Della Villa.

“El día de mañana y durante todo el periodo que dure la crisis, nuestros precios seguirán siendo los mismos”, aseguraron a AIM los productores de la tierra.

Un cambio de visión

Cuando el abastecimiento de alimentos es prioridad nacional, la UTT asume la dirección del mercado central. El nuevo director nacional del Mercado Central será el actual coordinador de la Unión de Trabajadores de la Tierra, Nahuel Levaggi. Con esta designación se abre una oportunidad de comenzar a modificar las estructuras de poder que históricamente han controlado la formación de precios y la distribución de alimentos en el país.

“Asumimos este desafío para poner el hombro frente a la grave crisis alimentaria que se venía arrastrando en nuestro país como resultado de las políticas neoliberales, que hoy se agrava de cara a la pandemia del coronavirus” expresó Nahuel Levaggi.

La Corporación Mercado Central de Buenos Aires es uno de los mercados concentradores más grandes de Latinoamérica, por él pasan mensualmente más de 100 mil toneladas de frutas y verduras que llegan de todo el país, y luego se distribuyen a las verdulerías y supermercados para abastecer a más de 13 millones de personas de Capital Federal y el Gran Buenos Aires. El Mercado tiene como función, entre otras cosas, el fijar y ser testigo de precios para otros mercados concentradores.

“Es necesario transparentar la formación de precios del alimento desde que llega hasta que sale del mercado, esto garantizará precios justos” comentó Nahuel Levaggi. “Tengo el enorme desafío de impulsar un mercado central que democratice su estructura para lograr precios justos para todos los consumidores y las familias productoras” agregó.

Hace mas de 15 años Levaggi está comprometido con en el sector hortícola y de los pequeños productores como Coordinador Nacional de la Unión de Trabajadores de la Tierra-UTT, la organización gremial más importante del sector. La UTT ha logrado en este tiempo construir soluciones para la distribución directa de alimentos como el primer Mercado Mayorista Agroecológico y una red de comercialización de productos cooperativos y de las familias trabajadoras de la tierra, basada en el comercio justo. Además, está a la vanguardia de la transición hacia modelos de producción sin agrotóxicos para garantizar alimentos sanos.

Los conocidos “verdurazos” de la UTT en Plaza de Mayo y en el Congreso para impulsar Ley de Acceso a la Tierra y denunciar las problemáticas del sector, brutalmente reprimidos por el gobierno de Macri, instalaron en la sociedad argentina un profundo cuestionamiento al modelo concentrado de producción y distribución de alimentos.

Hoy con ese bagaje Nahuel Levaggi asume el desafío de llevar adelante una estructura del Estado como es el Mercado Central, que necesita reconciliarse con los pequeños productores y dar soluciones concretas para abastecer de alimentos de calidad y accesibles a la población. Para Levaggi la misión es clara: “nuestro compromiso es orientar todos los esfuerzos a que el pueblo acceda a alimentos baratos y los productores reciban un precio justo”.