Apadea busca avanzar en un equipo para el tratamiento de adolescentes autistas

La Asociación de Padres de Autistas (Apadea) informó su intención de avanzar en un proyecto educativo terapéutico destinado a incluir a los adolescentes con trastornos pervasivos del desarrollo (TPD) o trastornos dentro del espectro del autismo (TEA), informó a AIM el secretario de la entidad, Raúl Acosta.

En diálogo con esta Agencia, Acosta confirmó que “ni bien se den las condiciones, queremos trabajar con chicos adolescentes, incluyendo a mi hijo Pablo (17) y a todos los papás que empezamos. No hay institución para ellos que pueda abordarlos”. “Quienes empezamos en esta asociación nos encontramos en una situación crítica respecto de este vacío. Se hacen tratamientos ambulatorios en su casa, con profesores, pero teniendo un predio tan grande como el que tenemos, sería más beneficioso para ellos”, agregó

Entre las intenciones, está la de hacer funcionar talleres de arte, música y deportes. “Hay un profesor de equinoterapia que está interesado en participar”, manifestó Acosta.

Por otra parte, desde Apadea se han realiza talleres orientadores, pero “se espera poder avanzar en algo mucho más grande”, dijo el secretario. Hasta ahora, las actividades que se realizan habitualmente son las de acompañar a los propios padres de la asociación y por supuesto a quienes se acercan a realizar consultas sobre cómo iniciar los tratamientos. “Desde la asociación orientamos que el primer paso que deben dar los papás, cuando se les avisa en un jardín maternal, o desde el pediatra, o algún amigo que observa alguna conducta fuera de los normal, es buscar un neurólogo infantil que haga un estudio en primera instancia y luego lo derive a un equipo de psicopedagogos que he hagan estudio para determinar el grado de gravedad de la problemática”, explicó Acosta. El segundo paso es realizar los papeles para la obtención del Certificado Nacional de Discapacidad, a partir del cual desde la institución se orienta “a tres o cuatro equipos que trabajan en Paraná para que el paciente pueda ser asistido y a su vez, de alguna manera pueda comenzar el tratamiento desde la más temprana edad posible, que es lo ideal”.

No obstante, el referente de Apadea volvió a insistir en las falencias que hay respecto de la contención a pacientes adolescentes: “En este momento, en lo que respecta a los TEA no hay ningún centro especializado exclusivo para adolescentes. Pero esto no quiere decir que deban cerrarse las puertas a otras patologías. Por lo que la idea es, dentro de nuestras posibilidades, abrirnos a algo que pueda ser beneficioso para otros chicos que no sean de Apadea pero tengan el trastorno”.