Artigas no cesa de estorbar a los políticos

La evocación de Artigas molesta al tetrapartidismo en el Uruguay del Frente Amplio+Partido nacional +Partico Colorado +PI por cuatro razones fundamentales.

Artigas no cesa de estorbar a los políticos.

1) Artigas es vocación de Patria Grande (y no genocidio de Cascos Azules contra los pueblos hermanos)

2) Artigas es soberanía particular de los pueblos (descentralización y autogestión, incluyendo el derecho de cada nacionalidad a romper vínculos con gobiernos autoritarios, como a los mapuches ante el gobierno genocida chileno)

3) Artigas es democracia popular. No pluripartidismo, sino representantes directos de cada centro poblado y de cada etnia, representantes que emanan de la voluntad popular y cesan de inmediato ante su presencia soberana

4) Artigas es una propuesta para el agro, fomentando “la seguridad de sus hacendados” y expropiando a los malos europeos y peores americanos, por ejemplo, de Montes del Plata.

Cuando el rico patrimonio de los orientales está tan amenazado, es comprensible el homenaje a regañadientes, sólo formal, sin contenido, de las autoridades al prócer. Tampoco sorprende el intento de relativizar y trivializar su legado, intento que antes provenía sólo de los Partidos Tradicionales, pero ahora proviene de varios teóricos del oficialismo y de la Udelar del agronegocio y el sometimiento a megaempresas y laboratorios.

Por Gonzalo Abella, historiador y político oriental