Avanza el proyecto para  prohibir la exhibición de alimentos ultraprocesados en filas y líneas de cajas

Foto: ilustración.

Diputadas abordaron esta mañana una iniciativa que propone la restricción de ofertas de golosinas y ultraprocesados en la línea de las cajas registradoras, accesos y salidas de supermercados e hipermercados de la provincia. El proyecto de Ley es autoría de la diputada Paola Rubattino.

La comisión de Salud Pública de la Cámara de Diputados, presidida por Jorge Cáceres, se reunió esta mañana para dar tratamiento a una iniciativa que apunta a proteger la niñez a través de la estimulación de mejores hábitos alimentarios y promoviendo en particular la reducción del consumo de azúcares.

En el texto presentado por la diputada Paola Rubattino se plantea “prohibir la exhibición, oferta y publicidad de alimentos ultraprocesados en filas y líneas de cajas registradoras, proximidad a éstas, y accesos y salidas de supermercados, hipermercados, y otros comercios de modalidad autoservicio”. Y se aclara que “quedan exceptuados los comercios cuya actividad principal sea la venta de golosinas o alimentos de similares características”, como así también los almacenes y los pequeños autoservicios.

“Estos alimentos tienen una forma de producción y publicidad que los vuelven llamativos y son ubicados en una ‘zona caliente’ de exhibición en los establecimientos comerciales”, manifestó el presidente de la Comisión. Además, el diputado destacó que “el proyecto establece una regla sobre su distribución con el fin superior de la salud de las personas”.

Para la reunión fue convocado el director ejecutivo de la Cámara de Industriales de Productos Alimenticios (CIPA), Horacio Belcuore, quien expresó su postura ante el proyecto y manifestó que “la industria de la alimentación se ha mostrado preocupada por la calidad de los productos”. Además, Belcuore se refirió a la necesidad de promover distintas acciones que contribuyan a la reducción de los índices de obesidad y expresó que “es importante que se incentive la actividad física”.

En referencia al espíritu del proyecto de la diputada Rubattino, su par Carina Ramos resaltó que el mismo “no apunta a la prohibición de la comercialización de determinados productos, sino a regular su distribución en las góndolas”.En tanto, la diputada Silvia Moreno consideró necesario seguir profundizando en la problemática y expresó que “se debe implementar una educación alimentaria y nutricional”.

Por su parte, Ayelén Acosta solicitó a convocar a representantes del Instituto de Control de Alimentación y Bromatología de la provincia y pidió analizar los proyectos impulsados en distintas provincias para enriquecer la iniciativa de Rubattino.

Para seguir tomando conocimiento sobre la problemática, la Comisión resolvió además tener una reunión con las licenciadas en nutrición María José Baroli y Cristina Guitar, quien también es presidenta de la Comisión de Salud del Concejo Deliberante de la ciudad de Concordia. La mesa coincidió en convocar además a la titular de la Federación Argentina de Graduados en Nutrición, Andrea Graciano.

De la Comisión presidida por Jorge Cáceres participaron las diputadas Carina Ramos, Silvia Moreno, Sara Foletto, Ayelén Acosta, Lucía Varisco y Gracia Jaroslavsky, y los diputados Juan Reynaldo Navarro y Mariano Rebord.