Basta de violencia contra los migrantes

En repudio a las medidas del presidente estadounidense Donald Trump respecto a las políticas antimigrantes, el Bloque de Trabajadores Migrantes informó a AIM que este viernes realizará una movilización frente a la Embajada de EEUU, bajo el lema “Ningún niño sin su familia. Migrar no es delito, discriminar sí”.

Basta de violencia contra los migrantes

Desde el Bloque de Trabajadores Migrantes – BTM, integrante de la campaña Migrar no es delito, informaron a AIM que este viernes 22 de junio a las 16, se concentrarán frente a la Embajada de los Estados Unidos en Argentina en repudio al endurecimiento de las políticas antimigrantes de Donald Trump.

“Un total de 2342 niños fueron separados de sus familiares en la frontera con México por funcionarios estadounidenses entre el 5 de mayo y el 9 de junio, como resultado de la política de tolerancia cero contra la migración ‘ilegal’, según datos del Departamento de Seguridad Interna (DHS) de Estados Unidos”, indicaron desde el Bloque.

Desde la Campaña Nacional Migrar no es delito, “convocamos a repudiar esta medida xenofoba del gobierno de los EEUU, a tono con las del gobierno de Mauricio Macri, Sebastián Piñera y numerosos gobiernos europeos”.

Según la Agencia Desinformémonos, las cifras entregadas por el DHS indican que, en promedio, fueron separados de sus familias “unos 70 niños por día” en su intento por disuadir la migración “clandestina” hacia el territorio estadounidense, expresó la senadora Jeanne Shaheen.

La nueva normativa administrativa de separar a los niños y llevarlos a lugares desconocidos para los padres ha generado la indignación internacional y dentro del mismo gobierno estadounidense, sobre todo tras las imágenes difundidas en las que se observa a los menores retenidos en lugares divididos con cercas de alambre.

“Esos niños han sido tomados como rehenes por Trump, porque quiere que se aprueben recursos para el muro en la frontera”, señaló por su parte la legisladora Norma Torres.

Sin embargo, el presidente Donald Trump dijo el pasado lunes que “Estados Unidos no será un campo de migrantes, y no será un complejo para mantener refugiados”.

Ante ello, Zeid Ra’ad Al Hussein, del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, indicó que “pensar que un Estado busca disuadir a los padres infligiendo tal abuso a los niños es inadmisible”.

Por ello, llamó al gobierno de Trump a poner fin “inmediatamente” a la práctica de separación forzada de los menores y a ratificar la Convención de Derechos del Niño, la cual garantiza los derechos de todos los niños “sea cual sea su estatus administrativo, están en el centro de todas las leyes y políticas nacionales”, explicó Zeid Ra’ad.