Canarias: Cientos de turistas encerrados en un hotel ante un posible caso de coronavirus

El coronavirus comienza a expandirse en Europa y en medio del avance registrado en Italia, donde ya murieron al menos siete personas, en España cientos de turistas quedaron encerrados en un hotel ante un posible caso.

Canarias: Cientos de turistas encerrados en un hotel ante un posible caso de coronavirus

En Tenerife, en el archipiélago español de las Canarias, el hotel H10 Costa Adeje Palace pidió hoy a sus visitantes no salir de sus habitaciones hasta que se confirme el estado de salud de uno de los turistas, de nacionalidad italiana.

Según informaron desde la consejería de Sanidad del gobierno regional canario, en ese establecimiento estuvo alojado un hombre que anoche dio positivo en un primer examen y que está pendiente de confirmación en una segunda prueba.

El turista posiblemente enfermo, un médico procedente de la zona afectada de Italia por el coronavirus, comenzó a sentirse mal y fue a la Clínica Quirón del sur de Tenerife, donde permanece hospitalizado y aislado.

Asimismo, las autoridades sanitarias indicaron que en este momento » centenares de clientes del hotel están bajo vigilancia sanitaria», aunque no se trata estrictamente de una cuarentena.

«Deben permanecer en sus habitaciones»

Un cliente británico que no quiso identificarse explicó que recibieron un mensaje por debajo de la puerta de su habitación donde se les dice que el hotel está cerrado y que deben permanecer en sus cuartos. «Por razones sanitarias, el hotel ha sido precintado. Hasta que las autoridades sanitarias lo indiquen deben permanecer en sus habitaciones» hasta nueva orden, explica en varios idiomas el texto.

Por su parte, otro ciudadano inglés dijo que se les ha permitido desayunar en el restaurante del hotel, si bien añadió: «No hemos recibido más información». Además, indicó que no fue sometido a ningún tipo de prueba médica por el momento.

Si se confirma, sería el tercer caso de coronavirus en España. Los dos primeros fueron diagnosticados el 31 de enero y el 9 de febrero, aunque ambos pacientes superaron la enfermedad. Se trataba de dos personas de nacionalidad extranjera: un alemán, en la isla canaria de La Gomera, y un británico en la isla de Mallorca, en el archipiélago de Baleares.

Con más de 200 personas contaminadas y siete víctimas mortales, Italia es el primer país del continente europeo que activó un cordón sanitario en torno a una decena de ciudades. En China, el balance de la epidemia ya supera los 2600 muertos.

Otro muerto en el crucero

Un hombre de unos 80 años falleció a causa del virus y elevó a cuatro el número de víctimas mortales en el crucero Diamond Princess, anclado en el puerto de Yokohama, Japón, y en el que viajaban ochos argentinos, entre ellos uno que dio positivo.

Este pasajero, de nacionalidad japonesa, era natural de la prefectura de Kanagawa y uno de los más de tres mil pasajeros que el 4 de febrero quedaron en cuarentena por dos semanas a bordo del barco, una decisión del gobierno asiático muy criticada en el ámbito internacional. Y es que tras la medida e l crucero se convirtió en el mayor foco puntual de la epidemia de coronavirus fuera de China.