Citricultores: “Cada vez que algún ministro habla, estamos expectantes”

El vicepresidente de la Federación Federación del Citrus de Entre Ríos (Fecier), Dante Grigolatto, manifestó a AIM la preocupación de los productores por la repercusión del incremento del dólar en el costo de los insumos, la vuelta de las retenciones y el aumento del combustible. Además, aseguró que se vive un clima de mucha incertidumbre respecto de los costos que tendrán que afrontar en la cura las plantas que, dentro de 15 días, comenzarán a florecer.

En diálogo con esta Agencia, Grigolatto, productor  y vicepresidente de Fecier, explicó las principales inquietudes de los productores citrícolas, en el marco del comienzo de la campaña de cura de floración.

“Preparar una fruta, con un dólar de 40 pesos y tener que esperar siete u ocho meses para poder cosecharla es una inversión enorme de la cual no se tiene dimensión. Todo esto si el clima acompaña favorablemente”, sintetizó el dirigente respecto de cómo afecta el contexto económico en los costos de producción.

“Dentro de 15 días, los productores debemos hacer frente a una de las mayores inversiones para producir: las curas de floración, donde preparamos la fruta para el año que viene. Para eso hay que comprar insumos de cura y fertilización, y todos están dolarizados”, explicó Grigolatto.

En esta etapa del ciclo natural, las plantas comenzarán a dar las flores que luego se convertirán en los pequeños frutos. En la época del florecimiento, detalló el productor, se requerirán varios productos de curación destinados a proteger y preparar los pequeños frutos para la campaña de cosecha, que tendrá lugar a partir de marzo del año que viene. “Se trata de la mayor inversión que tiene que enfrentar el productor, ya que la compra de los productos agroquímicos y fitosanitarios se rige por el valor del dólar. Por eso hay tanta incertidumbre”, señaló Grigolatto.

Desde este punto de vista, otra de las preocupaciones,  dijo que otra de las preocupaciones del productor es el valor del combustible, que se utiliza en gran cantidad para abastecer los tractores encargados de arrastrar las máquinas fumigadoras. “Se trata de un elemento de vital importancia, y a cada rato estamos escuchando los aumentos que hay y que habrá a futuro, lo cual genera un combo de aumentos impresionante que agrava la situación nuestro sector”, explicó el productor.

Retenciones, dólar y mercado interno 

Consultado por la coyuntura en el área de las exportaciones, Grigolatto espera que “el año se mantengan las condiciones necesarias para vender afuera, y que podamos exportar algo, ya que la campaña de este año está terminando”.

“El principal problema es que, en un 80 o 90 por ciento comercializamos nuestras frutas en pesos hacia el mercado interno, pero los insumos para producir debemos comprarlos en dólares. Con el incremento, los precios se fueron a las nubes”, agregó el productorsobre los demás problemas por los que atraviesa el sector.

A esta situación se suma la vuelta de las retenciones, que según Fecier “golpeará muy fuerte”, ya que el nuevo gravámen será de cuatro pesos por cada dólar, más de lo que se pagaba antes.

Sobre los encuentros que, días atrás mantuvieron los citricultores con dirigentes políticos, Grigolatto explicó que la reunión que se había acordado con el entonces ministro de Trabajo Jorge Triaca se vio truncada por el recorte del gabinete que realizó el Gobierno. “El Ministerio ahora es Secretaría y el encuentro no se realizó. Ahora estamos viendo con quién podemos reunirnos para plantear nuestros problemas”, finalizó.