Crece el río Paraná y reiteraron medidas de prevención

La Prefectura Naval Argentina se encuentra en alerta hídrica y dio a conocer una serie de recomendaciones para pobladores ribereños y navegante. El nivel de las aguas se mantiene de ascenso para los puertos de Paraná, Diamante y Victoria, según pudo constar AIM. 

Creciente del Rio Parana Foto Gustavo Cabral

La altura del río Paraná se ubicó este mediodía del lunes 28 de enero en los 4,88 metros en el puerto de la capital provincial, y con este registro se encuentra vigente el nivel de alerta, ya que ha superado la marca fijada de 4,70 metros. Según datos que constató esta Agencia, las proyecciones de Prefectura Naval es que el nivel continuará en ascenso. Igual situación presentan los puertos de Diamante que está en los 5,42 metros (superando el alerta de los 5,30 metros), y Victoria, que se ubicó en 4,88 (pasando el nivel de alerta de los 4,60 metros).

Frente a este fenómeno hídrico, Prefectura dio a conocer algunas medidas de prevención para la población “a fin de evitar accidentes de distinta naturaleza que puedan generar pérdidas de vidas y bienes”. En este sentido se detalló:

Pobladores isleños y ribereños:

* Ante la necesidad de asistencia y/o evacuación, dar cuenta en forma inmediata a esta Prefectura al teléfono Nº 106 (emergencias náuticas), o los numerales 101 (policía), 107 (emergencias médicas).

* Se recomienda especial cuidado, por la posible presencia de reptiles en zonas contiguas a la costa, evitando la presencia de menores en dichas zonas. Ante mordeduras dar inmediato aviso a los números de emergencia mencionados para su inmediata asistencia y traslado a un centro asistencial.

* Guardar toda documentación personal en bolsas impermeables.

* Evite dejar solos a los niños, ancianos, personas enfermas o con discapacidades; dando prioridad a los mismos ante una evacuación.

* Evite el contacto con animales, a fin de prevenir zoonosis.

Para navegantes:

* Navegar extremando las medidas de seguridad, debido a la existencia de raigones, troncos y camalotes que son derivados por la corriente, y que pueden ocasionar un acaecimiento a la navegación.

* Llevar todos los elementos de seguridad a bordo y chalecos listos a utilizar en caso de contingencia.

* Distribuir a las personas y carga a bordo, conforme a la capacidad del bote para navegar en forma segura, según los valores asignados en la placa del fabricante, o los aprobados por la Prefectura en los casos en que ello corresponda conforme la reglamentación vigente.

* Mantener a las personas a bordo sentadas y realizar los cambios de ubicación, cuando sea necesario, en proximidad de la costa y en áreas protegidas de la corriente, el viento y el oleaje.

* Las embarcaciones a motor que naveguen cerca de la costa, deberán hacerlo a una distancia mayor a 200 metros y a una velocidad reducida con el objeto de evitar el oleaje y el desborde costero, con el consiguiente peligro para los pobladores residentes en las ribera de los barrios Toma Vieja, Toma Nueva, Los Arenales, Puerto Sánchez, Puerto Viejo y Bajada Grande.

Para kayaks y similares:

* Usar siempre chaleco salvavidas y demás elementos de seguridad reglamentarios.

* Verifique siempre el pronóstico meteorológico previo a la zarpada; evite exponerse a riesgos innecesarios (rotación de vientos, corrientes, etc).

* Verificar que el casco no presente vías de aguas.

* Contar con remo adicional a bordo o cabo de rescate.

* Utilice en su equipo y vestimenta colores llamativos para facilitar la individualización en el medio en que se encuentre.

* Mantener durante la travesía referencias conocidas en la costa a fin de usarlas de ayuda como marcaciones al requerir asistencia.

* Informe siempre sobre su salida, destino y ruta, tanto a familiares y/o amigos como a la Autoridad Marítima (Prefectura Naval Argentina).

* Remar alejado de los buques.

* En caso de vuelco, nunca abandonar el kayak, ya que siempre posee reserva de flotabilidad.

* Los menores de 18 años deberán navegar acompañados por mayores.

* Cuide el medioambiente: traslade sus residuos en bolsas y, al arribo, deposítelos en cestos destinados a ese fin.