Cuidado con el calor: Los animales también lo sufren

Los días de calor son intensos y por ello, los protectores de animales piden a los vecinos ayudar a los perros y gatos callejeros, que en ésta época sufren tanto y no tienen de dónde obtener algo para refrescarse. Solicitan a todos a sumarse a la campaña “un tarrito de agua para los callejeritos”, registró AIM. En Paraná también se pueden sumar a esta acción, que muchos ya llevan adelante. De esta manera se colabora a evitar los golpes de calor que afectan a humanos y animales y tanto mal les causan.

Desde hace varios años, distintas protectoras de animales y organizaciones invitan a los vecinos a colaborar con los perros, gatos, gorriones y todos los animalitos que necesiten refrescarse en verano o cuando se registran altas temperaturas.

Lo que hay que hacer es muy fácil. Sólo tenés que poner un recipiente en la puerta de tu casa, cerca de un árbol -si podés atarlo mejor así nadie lo saca-  y dejar en él agua fresca para que puedan calmar su sed.

Muchos de los callejeros mueren cuando hace calor porque no tienen de dónde sacar agua, tras no poder obtener comida a diario, al menos los ayuda a mantenerse hidratados.

El recipiente con agua si no puede estar en la puerta de su casa, llévenlo a una plaza cercana, puesto de trabajo o comercio. Un lugar de visita diaria para poder controlarlo, agregarle agua y controlar su limpieza. No olvides cambiarla cada día para prevenir enfermedades.

Los recipientes que coloques deben tener boca ancha, ser plásticos y no poseer zonas cortantes.

Objetivo: Evitar el golpe de calor

La sensación térmica elevada propia de esta época, obliga a tener en cuenta al “golpe de calor”.

El “golpe de calor” es un cuadro grave que se produce cuando fallan los medios naturales que tiene el organismo para eliminar el exceso de calor en días de muy alta temperatura.

Generalmente se produce porque los mecanismos de eliminación del calor no funcionan bien, porque el cuerpo produce demasiado calor o porque la temperatura ambiente es demasiado alta.

El riesgo es mayor para los niños y ancianos, los que hacen deportes o trabajos al sol y para los discapacitados.

A más de 30 grados de temperatura y 60 por ciento de humedad, condiciones que dificultan la eliminación del calor, el riesgo es mayor. Se debe evitar el esfuerzo físico, usar ropas livianas y beber líquidos abundantemente, aun cuando no se sienta sed, y tomar baños fríos.

En cualquier caso, se debe consultar rápidamente al médico tan pronto aparezca algún síntoma de golpe de calor.

Los síntomas que puede presentar un golpe de calor pueden ser dolor de cabeza, sensación de vértigo, náuseas, confusión, convulsiones, pérdida de conciencia, piel enrojecida, caliente y seca, respiración y pulso débil y elevada temperatura corporal.

Como no existe un tratamiento farmacológico para combatir el golpe de calor, no es recomendable medicar al afectado, por lo que se recomienda solicitar ayuda médica.

También en mascotas

En cuanto al golpe de calor en mascotas, veterinarios locales explicaron que cada año se ven más casos y muchas veces son graves y mortales, por eso la prevención es fundamental los animales.

Las mascotas sufren golpes de calor y se trata de un fenómeno circulatorio que afecta a los viejitos o a los cachorros. Los animales no tienen autocontrol y por ejemplo, van al sol si uno los lleva al campo y no regulan la capacidad de esfuerzo que producen.

Asimismo, si no tienen prácticas de gimnasia regular, la actividad física debe ser debidamente controlada. En tanto, frente al golpe de calor hay que mojar al animal, meterlo en una batea con agua y bajar su temperatura con bolsas de hielo.

Entre los síntomas se percibe que la mascota empieza a jadear, le sube la temperatura y puede llegar a desmayarse. Por ello los primeros minutos hay que echarle agua fría con una manguera en la sombra.

En cuanto al tema del agua para tomar hay que probar siempre la temperatura, porque en muchos casos el animal no quiere tomarla porque está caliente: “hay que cambiarla a cada rato pues en caso contrario adquiere la temperatura del medio.